Franquicias

Las franquicias buscan crecer fuera para sortear el parón catalán

  • El mayor acceso a la financiación animarán al sector en 2018

La buena evolución del sistema de franquicias durante los últimos años, incluidos los más duros de la crisis económica, ha sentado las bases para que este modelo de negocio siga creciendo en nuestro país tanto en número de redes y establecimientos, con el permiso de la venta online, como en los niveles de empleo y ventas. Tanto es así que todas estas variables podrían crecer en 2018 en torno a un 2%, según explica a elEconomista Franquicias Xavier Vallhonrat, presidente de la Asociación Española de Franquiciadores. Más noticias en la revista gratuita elEconomista Franquicias

Un crecimiento que, sin lugar a dudas, se aferrará a la mejora de la financiación bancaria pero que podría, eso sí, verse amenazado si la incertidumbre política perdura en Cataluña.

Si el acceso a préstamos para crear nuevos conceptos de franquicia podría ser una buena palanca sobre la que se sustente el crecimiento de este sistema en este nuevo año 2018, el parón económico y la ausencia de inversión que sufran las provincias pertenecientes a la comunidad catalana podrían convertirse en una trampa para muchas de las marcas que ya hayan desplegado en esa zona sus negocios o hayan dirigido a esa región sus principales planes de expansión.

Marcas extranjeras

A esta cara y a esta cruz la franquicia en España suma otras oportunidades y otros desafíos. Para los futuros franquiciados, 2018 puede ser un buen año para invertir en conceptos franquiciables que no sólo tengan bandera española, sino que provengan de otras latitudes. Según señala Vallhonrat a esta publicación, franquicias de Australia, Brasil y Canadá miran con muy buenos ojos el mercado español para implantarse aquí, no sólo como una puerta de entrada a Europa, sino también a América Latina. Uno de los ejemplos más recientes lo ha protagonizado la enseña de cafeterías canadiense Tim Hortons, con la apertura de dos locales en nuestro país el pasado diciembre, concretamente en Madrid, desde donde pretende pilotar su expansión por el sur del Viejo Continente.

Además de estas nuevas opciones, el sistema de franquicias español seguirá contando con el respaldo de empresas franquiciadoras de Francia, Estados Unidos e Italia, muy presentes en nuestro país y, según matiza Vallhonrat, todavía con ganas de seguir trayendo conceptos e invirtiendo en el mercado español.

Dejando a un lado la nacionalidad de los conceptos, desde la Asociación Española de Franquiciadores aseguran que la franquicia aún tiene hueco para crecer en diversos sectores. "La franquicia se aprovecha, en el buen sentido de la palabra, de los cambios sociales", matiza Vallhonrat. De ahí que algunos negocios como las lavanderías y los gimnasios sigan viviendo un auténtico boom en nuestro país. Las primeras gracias al turismo y los segundos al cada vez mayor afán de la población por llevar una vida sana.

Las cadenas de restauración con servicio a domicilio, las papelerías con servicios muy enfocados a las empresas, los negocios vinculados a la estética y la belleza, los supermercados, y muy especialmente las tiendas especializadas de alimentación, también tendrán tirón en este 2018, a juzgar por los cálculos de Vallhonrat. Eso sí, el directivo advierte que hay que tener cuidado con dos aspectos. Uno de ellos es la especialización y otro es el comercio online.

En la especialización Vallhonrat recuerda que "las tiendas especializadas tienen que saber cómo y con qué especializarse y elegir productos que respondan con el tiempo. A veces se ven conceptos que se podrían equiparar a una farmacia que sólo vende aspirinas".

El desafío 'online'

En el comercio electrónico, su advertencia va incluso un paso más allá, al asegurar que "en cualquier sector hay que mirar de reojo la evolución de Internet" porque, "aunque es prematuro decirlo", la venta online podría reducir el número de establecimientos y por tanto de empleos en la franquicia. Una tendencia que ya se está viendo en el sector juguetero y en el de la moda.

De ahí que Vallhonrat sostenga que además de las opciones de crecimiento de la franquicia en las grandes ciudades españolas, las poblaciones medianas y pequeñas también son una oportunidad para franquiciados y franquiciadores. Franquiciadores que comienzan a surgir en regiones menos activas hasta ahora en este sistema como Murcia o Extremadura.

Independientemente de dónde se encuentre la matriz franquiciadora, Vallhonrat destaca que la relación entre franquiciadores y franquiciados sigue estrechándose.

Reducir el número de consultores, fortalecer casi todas las ferias del sector y potenciar la expansión internacional, especialmente en la Unión Europea y China son otras de las asignaturas de las que la franquicia se examina este año.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias