Pymes y Emprendedores

Consejos para que los dueños de una tienda online puedan irse de vacaciones sin que se hunda el negocio

Imagen de Dreamstime

Internet no entiende de horarios, de festivos ni de vacaciones; permite a los usuarios comprar a cualquier hora del día y cualquier día de la semana. Pero eso no quita para que los dueños de tiendas online no necesiten su periodo vacacional y su tiempo para desconectar y poder recargar energías.

La llegada del verano representa una buena oportunidad para que estos emprendedores puedan tomarse unas vacaciones. El sello de confianza Trusted Shops ofrece seis consejos que toda tienda online debe tener en cuenta para que sus seguidores y clientes no acusen la falta de personal tras la pantalla.

"No importa si decides permitir a los clientes comprar durante tus vacaciones o no siempre y cuando informes de tu ausencia de forma transparente y avises de que las entregas se retrasarán", apunta Jordi Vives, country manager de Trusted Shops en España. "Puedes irte y desconectar sin preocuparte por nada y retomarlo tiempo después con las pilas cargadas", concluye.

1. No cerrar la tienda online por completo

Cuando, por ejemplo, se pasa a un "modo de mantenimiento", la tienda online desaparece del todo de las pantallas, e incluso el posicionamiento web conseguido con tanto esfuerzo cae rápidamente, ya que los contenidos dejan de estar disponibles. Por esta razón, en ningún caso hay que desconectar de la red la tienda por completo, aunque sea de forma temporal.

2. Recompensar a los clientes por la espera

Una solución más elegante puede hacer que los clientes estén satisfechos con tus vacaciones e incluso llamar la atención a nuevos clientes potenciales. Si vinculas el aviso de tus vacaciones con un descuento o con un envío gratuito para pedidos que se hagan antes de que terminen tus vacaciones, los consumidores lo valorarán de forma muy positiva.

3. Dejar un sustituto

Si hay alguien que pueda asumir una parte de tu trabajo durante tu ausencia, al menos parcialmente, podrás reducir posibles retrasos en la comunicación y en los envíos. Sin embargo, esto solo funciona de forma correcta si existe un socio o empleado de confianza que conozca el día a día de la tienda.

4. Avisar activamente a los clientes de la ausencia

Para informar con transparencia a tus clientes de tus vacaciones, es recomendable configurar un aviso bien visible en todas las páginas de tu tienda. De este modo, evitarás posibles decepciones o enfados cuando el consumidor sea consciente de ello tras un intento de compra.

5. Informar de tiempos de entrega más largos

Para muchos vendedores online, es preferible permitir los pedidos durante las vacaciones a evitar que los clientes compren durante ese tiempo. De este modo, se pueden producir nuevos pedidos, aunque no esté el comerciante y que el volumen de ventas no caiga por completo. En este caso, se debe indicar con claridad que los plazos de entrega serán más largos.

6. Informar a tiempo

Para no disgustar a tus clientes habituales si no pueden comprar o recibir los pedidos dentro de los plazos de entrega habituales, házselo saber con al menos 14 días de antelación y de forma claramente visible: en todas las páginas de la tienda, en todos los pedidos, en el boletín y en las redes sociales que utilices.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado