Pymes y Emprendedores

Ascenso a los techos del mundo: conozca los diez rascacielos más altos

Imagen del blog Skyscraperpage.com.

Hacia arriba. Siempre más arriba. La multifacética ambición del hombre por las alturas se proyecta muy alargadamente en la construcción de rascacielos, un negocio en el que las grandes compañías y los arquitectos de altos vuelos muestran su afán de superación y de optimización del espacio en este superpoblado planeta.

A falta de que se complete la enorme torre Burj Dubai, que continúa ascendiendo en Dubai hacia los previstos y no confirmados 808 metros, estos son por ahora los diez edificios más altos del mundo, y todos admiten las visitas turísticas. No hay mejores vistas que desde ahí arriba.

1. Taipei 101: Dominando las alturas

Inaugurado en julio de 2003, este rascacielos que domina el skyline de Taipei, capital de Taiwán, es hasta el momento el más alto del planeta. Se eleva, con la aguja que lo remata, a los 508 metros y tiene 101 pisos. En su interior alberga centros comerciales y oficinas con capacidad para 12.000 trabajadores.

Una gran bola ubicada entre los pisos 88 y 92 mitiga las oscilaciones provocadas por las embestidas del viento, y un juego de súpercolumnas que abrazan el edificio hasta el piso 62 lo protegen contra los frecuentes terremotos de esta parte del mundo. Uno de sus ascensores, de dos pisos, ostenta el récord de velocidad: puede transportar a 30 personas del piso quinto al 89 en tan sólo 37 segundos.

2. Torres Petronas: Inspiración religiosa

La segunda mayor elevación la ostentan estas torres gemelas de Kuala Lumpur, todo un emblema del desaforado desarrollismo asiático (452 metros y 88 pisos). Su perfil de gigantesca catedral y las referencias ornamentales islámicas fueron concebidas por el arquitecto argentino César Pelli.

Inaugurado en 1998, la construcción de cada torre se encargó a diferentes equipos, uno japonés y otro coreano, para estimular la competitividad y así acelerar las tareas. Un puente une ambas torres en los pisos 41 y 42 y es accesible a visitantes, y en las primeras plantas se halla una popular área comercial.

3. Torre Sears: La destronada

Marca y seña del perfil de la ciudad de Chicago desde 1973, este rascacielos de 442 metros y 108 plantas fue durante 25 años el más alto del mundo. Los turistas pueden acceder al llamado Balcón del Cielo, en la planta 103, desde donde se divisan cuatro estados (Illinois, Indiana, Michigan y Wisconsin).

Oficinas, tiendas y restaurantes ocupan el interior de este grandioso edificio cubierto de aluminio negro. En su construcción se sustituyó el tradicional esqueleto de acero por una serie de tubos, también de acero, donde quedan suspendidos los pisos. Nueve tubos parten de la base hasta el piso 50, donde van disminuyendo hasta ser sólo dos en la cúspide.

4. Jin Mao: El número de la suerte

Con sus 420,5 metros, este rascacielos de Shangai es el más alto de China. Inaugurado en 1999, su estilismo exterior imita la silueta de una gran pagoda y su construcción se basó en el número ocho, considerado de buena fortuna en China: 88 plantas sobre una base octogonal apoyada en ocho columnas de acero.

Ocupa el centro de la zona de Pudong, centro financiero de Shangai, y dentro alberga una sala de conciertos, oficinas, restaurantes, comercios y, desde la planta 53 hasta la 87, un hotel de lujo (Shangai Grand Hyatt). En el último piso hay un bar-mirador para mil visitantes.

5. Two International Finance Centre: Un rascacielos polémico

El quinto rascacielos más elevado del planeta está en Hong Kong y mide 415 metros. Finalizado en 2003 sobre el ajetreado muelle Victoria, su construcción supuso diversas controversias por limitar la extensión tanto de la red de transportes como del puerto. Un lujoso centro comercial, oficinas de importantes firmas y el hotel Four Seasons ocupan su interior.

También ha protagonizado escenas cinematográficas: con encantadora soltura saltaba desde lo más alto Angelina Jolie en la segunda parte de Tomb Raider. La última planta ofrece la mejor panorámica de la ciudad.

6. CITIC Plaza: Torre con escoltas

En esta lista dominada por el gigante asiático, el sexto lugar lo ocupa otro edificio chino, ubicado en la ciudad de Guangzhou. Sus 391 metros y 80 plantas lo convirtieron en el rascacielos más elevado de China en la década de los noventa.

Forma parte de un conjunto en el que se halla flanqueado por otras dos torres de 38 pisos formando un perfil perfectamente geométrico. En su día impactó su rectilíneo diseño y las dos prominentes antenas que lo rematan. Sus dos torres escolta son residencias de lujo y en el edificio base hay restaurantes y clubs exclusivos.

7. Shun Hing Square: El gusto por lo elevado

Tambien en China, en la ciudad de Shenzhen, se encuentra el séptimo edificio más alto, con 384 metros y 69 plantas. En el interior de esta construcción terminada en 1996 hay oficinas, apartamentos y un gran centro comercial, y en el piso 69, llamado Meridien View Centre, un estupendo mirador.

Se construyó a un ritmo muy acelerado y propio del actual dinamismo chino: cada nueve días se completaban cuatro plantas. La ciudad, que hace 20 años no era más que una aldea en la frontera con Hong Kong, hoy es otra mega urbe llena de rascacielos.

8. Empire State Building: El mirador de Manhattan

Es icono de Nueva York y del poder de Estados Unidos. Octavo en el ranking mundial con sus 381 metros y 102 plantas, sigue siendo el rascacielos más especial debido a su inconfundible estampa art déco. El título de altura dentro de la ciudad lo recuperó tras el atentado de 2001 que acabó con las Torres Gemelas.

Su construcción fue muy rápida gracias a los bajos salarios del tiempo de la Gran Depresión. Está situado en la Quinta Avenida y es atracción obligada el mirador de la planta 86, visitado por casi cuatro millones de personas al año, todas encantadas con las vistas de Manhattan.

9. Central Plaza: Un faro en medio de la ciudad

El noveno puesto vuelve a la ciudad de Hong Kong. El Central Plaza alcanza los 374 metros, tiene 78 pisos y se terminó en 1992. Bajo el atrio piramidal de la última planta está la iglesia más alta del mundo. Destaca su figura en el denso puerto de la ciudad por el juego de luces (6.000 metros de tubos de neón) que decoran su fachada y que cambian de color cada cuarto de hora. Estaba planeado en acero, pero recortes financieros obligaron a usar hormigón reforzado y a construir menos plantas.

10. Bank of China Tower: Símbolo de poder

Hong Kong también es la ciudad donde se levanta esta torre que ocupa el décimo lugar. La sede del Banco de China en la ex colonia se inauguró en 1990 y, con sus 367 metros y 70 pisos, fue en su día el edificio más alto del mundo fuera de Estados Unidos.

Su estructura se inspira en la planta de bambú: sucesivos nudos de crecimiento que también simbolizan el emergente poder económico. Desde la base cuadrada hasta la aguja que lo remata varía geométricamente a través de tres torres triangulares. El resultado es un brillante edificio que se ha convertido en atracción turística obligatoria. Tiene miradores abiertos al público en las plantas 43 y 70.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado