Firmas

El naufragio

Foto: Reuters.

El conflicto catalán no tiene solución mientras haya dirigentes independentistas en la cárcel. Así me lo comentó el expresident Artur Mas, recientemente. Un país como España no puede gestionarse de cara al futuro con esta hipoteca. El presidente Pedro Sánchez lo sabe, por lo que trata de buscar una salida política. Como escribe Lola García en su libro El naufragio: "Cataluña es clave para organizar España. Cualquier presidente del Gobierno deberá tenerlo muy interiorizado."

Por primera vez desde 2012, cuando se inicia el proceso independentista, hay un presidente español dispuesto a abordar un pacto fiscal para Cataluña. Lo que Rajoy le había negado a Mas hace seis años, Sánchez está dispuesto a pactarlo con Torra. Pero tal vez ya sea tarde. La historia se ha acelerado con la descomposición del bloque constitucionalista a raíz del triunfo de la moción de censura contra Rajoy.

Los independentistas lo saben y de ahí lo del "tenemos prisa". Como dice Lola, parte del independentismo "cree que ahora hay una oportunidad que puede que no se vuelva a dar en mucho tiempo e intenta su culminación cuanto antes..."

La llamada guerra de los másteres es un buen ejemplo de lo que está pasando. Cuando la proclamación de la República Catalana parecía haber naufragado, Sánchez consigue desalojar a Rajoy. A partir de ahí comienza el todos contra todos: dimisión de la ministra Carmen Montón; acusación de Albert Rivera contra Sánchez por un supuesto plagio de su tesis; Sánchez declara la guerra a Rivera. Los socialistas se revuelven contra Casado. En el PSOE urge elecciones ante la erosión de Sánchez... y, mientras tanto, el independentismo crece y el bloque constitucionalista ha quedado hecho trizas.

Lola García no solo arroja luz sobre el pasado, sino que fundamentalmente deja entrever el futuro: "Para muchos, la aventura no se ha acabado. Al fin y al cabo, el proceso ha sido un relato tan potente que ha atrapado a más de dos millones de personas. Es una historia cuyo final no está escrito. Sin duda, llegarán otros líderes que intentarán una nueva travesía".

Como en la película de Robert Zemeckis, Pedro Sánchez puede terminar como un héroe o como un Náufrago, como le ocurrió a Tom Hanks.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.