El fin de los "sabelotodo": se necesitan aprendices con ganas de trabajar

14/05/2018 - 13:19
  • Generan entornos de pseudosabiduría cerrados que les impiden avanzar
  • Lo que esta época de cambios necesita son aprendices con visión de futuro
Imagen: Dreamstime.
En profundidad

La apasionante Era de la Transformación Digital a la que tenemos la suerte de asistir, no como meros espectadores de primera fila, sino como verdaderos actores encima del escenario, está cambiando muchos dogmas largamente asentados en nuestra manera de trabajar y de vivir.

Y uno de los mitos que caen por su propio peso en este periodo de iteración e innovación permanentes es el de que alcanzar el éxito consiste en tener todas las respuestas a los problemas y retos que se van presentando.

Los "sabelotodo" en el trabajo

Casi todos hemos coincidido con alguno de estos "sabelotodo" en el trabajo. Van sobrados, y se pasean por la oficina dando lecciones magistrales sobre cualquier asunto a todo aquel que se deje aleccionar. De ellos irrita su arrogancia, ese mirar por encima del hombro y su aire resabiado. Pero se los toleraba porque, a cambio, eran resolutivos, tenían información y aportaban soluciones en el momento necesario y oportuno.

Las suyas eran soluciones extraídas de la experiencia, recursos que habían funcionado en el pasado y que parecían venir bendecidas por un halo de perpetuidad. Los "sabelotodo" eran pedantes e insufribles, y no tenían abuela, pero a su manera, funcionaban.

Pero todo eso se terminó. En este entorno tecnológico, en el que la velocidad del cambio es exponencial, alguien que sólo sabe ofrecer tres respuestas aprendidas basadas en precedentes de vaya usted a saber cuándo sirve de muy poco.

Este tipo de perfil ha perdido mucho poder con la creciente explosión del dato y la masificación de la información. Hoy las máquinas son capaces de trabajar mucho mejor y más rápido en inteligencia del dato que cualquier ser humano, y esto hace que los perfiles enciclopédicos queden desplazados y su función se convierta en irrelevante.

El error de base: "Creen que tienen razón"

Los "sabelotodos" se han quedado totalmente desactualizados. Pero no es ese el único problema que tienen. Una de las razones por las que este tipo de personas están condenadas a la extinción en los actuales entornos laborales es que viven instaladas en un profundo error de base: creen que están en posesión de la verdad.

Y una vez se han mudado a esa atalaya, les es imposible aprender nada nuevo. Creen saberlo todo, pero no es cierto. Generan entornos de pseudosabiduría tan débiles y cerrados que les impiden avanzar, tanto a ellos como su entorno.

¿Cómo lidiar con una de estas personas?

Con mucho tacto, pero haciéndoles ver que la suya solo es una opinión, pero que hay otras. Haciéndoles ver que hoy la clave del éxito no está en tener las respuestas, sino en saber hacer buenas preguntas.

El aprendiz, en cambio, no tiene ningún problema en reconocer su ignorancia. Trabaja en base a modelos abiertos y en los que prima en afán de superación. El "sabelotodo" es un aconsejador, mientras que el aprendiz es un explorador.

El primero basa todo su valor en el pasado, es un experto en lo ocurrido, sabe mucho de lo que siempre se supo; el aprendiz, en cambio, tiene el foco puesto en el futuro, también sabe mirar al pasado, pero únicamente como trampolín de aprendizaje que le permita anticipar lo que aún está por llegar.

El "sabelotodo" es un experto en relatar hechos y explicar problemas; el aprendiz es un curioso empedernido que registra los síntomas, indaga en la causas y relaciona variables para, desde ahí, tratar de modificar la realidad.

Lo que esta época de cambios vertiginosos necesita es, precisamente, aprendices, ciudadanos beta que trabajen con visión de futuro. Personas iterativas que renuncien a estar en posición de la verdad absoluta para perseguirla sin descanso por un camino de innovación y exploración permanente. Los equipos de trabajo beta llegan más lejos porque son conscientes de que no saben lo último, y en el momento en que identifican esta carencia, ya están poniéndole remedio.

Fernando Botella acaba de publicar 'Bienvenidos a la Revolución 4.0. Todo lo que necesitas saber para triunfar en la era digital' (Alienta Editorial).


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.





El flash: toda la última hora

Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 92,21 +5,87 +6,80%
FRA 27,56 +2,35 +9,32%
ITA 173,40 +8,49 +5,15%
GRE 400,69 +4,45 +1,12%
POR 138,01 +9,17 +7,12%

Ecotrader



Evasión

Una hamburguesa por cada región

Una hamburguesa por cada región



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens