Firmas

El fracaso de Wanda se extiende por Europa tras el revés español

Wang Jianlin

La historia de fracaso de Wanda en España se replica en Londres, donde el conglomerado chino iba a desarrollar un mega complejo en la orilla sur del río Támesis.

La propia compañía anunció esta semana en la Bolsa de Hong Kong que había vendido el proyecto por 59 millones de libras esterlinas (unos 67 millones de euros), esto supone que ha cerrado la operación con unas pérdidas de casi 30 millones de euros, ya que cuando adquirió el proyecto, en el año 2013, pagó por él 88,8 millones de libras (alrededor de 100 millones de euros).

Bautizado como One Nine Elms, el proyecto de Wanda suponía el desarrollo de dos torres que acogerían un hotel de super lujo, un complejo residencial, espacios de oficinas y zonas comerciales. Un desarrollo muy similar al atragantado proyecto del Edificio España que Wanda quería llevar a cabo en Madrid y que vendió con unas pérdidas de 26 millones de euros.

El multimillonario Wang Jianlin, dueño del conglomerado, no fue capaz de entenderse con el recién llegado equipo municipal de Manuela Carmena, que veía inviable el proyecto técnico que se había diseñado para este emblemático edificio madrileño.

Quienes pudieron conocer y trabajar con el empresario chino en sus múltiples viajes a la capital española, coinciden en que no era fácil para él entender y adaptarse a la cultura administrativa española, si bien creen que su "cabezonería" estuvo respaldada, en parte, por promesas que se le hicieron y que no llegaron a cumplirse.

Dicho esto, el fracaso del empresario en Londres demuestra que la española no es la única cultura europea con la que Wanda no ha sabido encajar, ya que el proyecto One Nine lleva parado ya cuatro años. Su venta, por tanto, no ha supuesto una sorpresa en la ciudad londinense, donde Wang ya dio señales inequívocas el año pasado al echarse para atrás en la adquisición de una propiedad vecina al proyecto, Nine Elms Square. Este activo fue adquirido en su lugar por las firmas CC Land Holdings y R & F. De hecho, aunque Wanda no ha desvelado el nombre del comprador de One Nine, se cree que es este último el que se ha hecho con el desarrollo de las dos torres, ya que la colaboración entre ambas compañías se ha intensificado en los últimos meses. La misma sociedad se quedó, a través de una joint venture con Sunac China Holdings, con la mayor parte de los activos hoteleros y parques de atracciones de Wanda en China, a través de una operación de más de 8.000 millones de euros. Según explicó el propio Wang en una entrevista al medio Caixin, utilizará este dinero para cancelar préstamos.

De hecho, con estas ventas el conglomerado está intentando racionalizar su cartera de inmuebles y salir del foco del regulador bancario chino, que ha pedido cautela a las entidades financieras a la hora de prestar dinero a los grandes holdings del país.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Normal
A Favor
En Contra

normal ...invertir para tener problemas ..no tiene sentido ,,mejor perder un poco que el descalabro total ..

Puntuación 4
#1
ODYSSÉOS
A Favor
En Contra

Los pies de barro del gigante chino se resquebrajan. Decíamos ayer que China está en una crisis de caballo. Ya se va viendo.

pero que no cunda el pánico.

la cosa no se pone chunga hasta octubre de 2019. No perdamos los nervios.

Puntuación 2
#2