El optimismo pesimista del 12-O

13/10/2017 - 13:27
  • Se ha vivido con más patriotismo que cualquier edición anterior
Un momento del desfile del 12-O. Foto: Reuters
En profundidad
Más noticias

De repente, una sensación de fe en pleno golpe a la legalidad se ha instalado entre muchos españoles. Ese rapto de esperanza comenzó hace 10 días con el mensaje histórico que el primero de los españoles dirigió a sus compatriotas, marcando el camino. Se atisbó desde el pasado domingo, cuando cientos de miles de personas ataviadas con sus banderas nacionales tomaron las calles de la capital catalana desafiando la imposición del silencio que durante décadas ha gestionado el independentismo. Y terminó de fraguarse en una celebración de la Fiesta Nacional como nunca en democracia se había vivido, con el pueblo en las calles de Madrid apoyando a su Rey, a su ejército, a su policía y a la Constitución. Sin vergüenzas ni complejos.

Tan importante manifestación de españolismo es obra de Puigdemont, Junqueras, Forcadell, Mas, Jordi Sánchez y su tocayo Cuixart, entre otros colaboradores. La recurrente frase empleada millones de veces desde la izquierda y el nacionalismo sobre la fábrica de independentistas que ha sido el presidente del gobierno tiene ya adecuada réplica, tiene su espejo cóncavo enfrente. No se recuerdan ni en los días posteriores al anterior golpe de Estado tantas banderas españolas colgadas de ventanas y balcones de un país que pierde al fin los reparos que tenía para presumir de lo que es.

En mitad de esa semana y media de reacción españolista, el gobierno activó los mecanismos de la Ley. De la Constitución Española de 1978 que tiene 169 artículos, y no 168 como se pretende hacer ver. El número 155 es un artículo aplicable, democrático, legítimo y votado en Cataluña con un porcentaje mayor al del resto del país en el referéndum constitucional. Y es aquí donde nace el realismo que matiza ese optimismo nacional despertado por el golpe en Cataluña. Pocos dirigentes políticos se atreven a augurar la respuesta que todos esperamos al requerimiento del gobierno amparado en ese 155. Pocos esperan que Carles Puigdemont aclare nítidamente que no se ha declarado la independencia y que Cataluña sigue siendo lo que es, una comunidad autónoma española.

El encanto de la recepción palaciega del 12 de octubre permitió al gobierno trasladar que si la respuesta es esa, el diálogo es posible y se volvería al estatus anterior a la declaración del president en el pleno del pasado martes. Pero no sería exactamente así, no sería fácil poner relojes a cero. La Justicia tiene abiertos más de una docena de procedimientos contra los líderes del golpe, y ningún juez va a detener su actuación por conveniencia política. El próximo lunes podemos tener una prueba de ello en la Audiencia Nacional.

Ese optimismo realista podría trasladarse al terreno político por la imagen agradecida de Pedro Sánchez y Albert Rivera conversando amigablemente en la tribuna de autoridades del desfile. Tal vez hayan pactado una tregua en la incombustible tarea de ambos de desacreditarse mutuamente cada vez que tienen un micrófono ante sus labios. La unidad de los defensores de la Constitución y la unidad del país pasa por detalles como éste, aunque parezcan menores.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 2

#1
13-10-2017 / 13:39
kk
Puntuación 0

Mierda (del latín merda)1​ es una expresión generalmente malsonante y polisémica, y usada principalmente en el lenguaje coloquial. En sentido estricto es el resultado del proceso digestivo, y se refiere a los deshechos fecales de un organismo vivo, normalmente expulsados del cuerpo por el ano.

En términos más vulgares o connotativos, «mierda» es un insulto hacia alguien o algo, y en algunas ocasiones, una expresión para demostrar descontento o decepció

#2
13-10-2017 / 17:27
N
Puntuación 2

¿DIALOGO?......¿SOBRE QUE?

ESO ES LO QUE PREGUNTAMOS 45 MILLONES DE ESPAÑOLES Y NO DAN RESPUESTA . LA PRIMERA RESPUESTA SERA EL LUNES A LAS 10 DE LA MAÑANA. SEGUREMENTE SERA ESO DE LA " CUADRATURA DEL CIRCULO" Y COMO NO PUEDE SER Y LO QUE NO PUEDE SER ES QUE ADEMAS ES IMPOSIBLE

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 127,68 +5,35 +4,37%
FRA 41,79 +0,69 +1,68%
ITA 166,44 +1,93 +1,17%
GRE 515,72 +4,51 +0,88%
POR 197,59 +2,58 +1,32%

Ecotrader



Evasión

Los aviones privados de los ricos

Los aviones privados de los ricos



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens