¿Razón política, legal o mediática?

8:18 - 3/10/2017
Foto: Efe.
En profundidad

La sensación es de tristeza. Cuando en 1977 fui elegido diputado al Congreso mi esperanza era que los políticos íbamos a resolver los problemas de la sociedad española. Construimos los cauces de diálogo para canalizar las tensiones por medio del acuerdo, que se llamó "el consenso". Fue un punto de acuerdo en el que todos cedimos en aras de la defensa de los derechos de todos, de las mayorías y las minorías y de la consecución de la convivencia. La consecuencia ha sido cuarenta años de progreso, paz y democracia, como nunca lo hubo en la historia de España.

Por eso la sensación del final del domingo es de tristeza. Pusimos unas bases de convivencia que se han intentado dinamitar en Cataluña. La verdad jurídica es una, la verdad política es otra, y la verdad mediática la tercera. El referéndum era ilegal se mire por donde se mire. El referéndum creó una crispación política contra la racionalidad política que es resolver y canalizar las tensiones. Sin embargo, estamos en una sociedad de imágenes y, se argumente lo que se argumente, los vídeos quedan para la posteridad y, sobre todo, su interpretación.

Las hemerotecas dejarán imágenes que no son nada halagüeñas para la democracia española. Se diga lo que se diga. Pero la racionalidad legal y política son distintas ¿Qué es lo que debe contar para el futuro?: ¿la imagen o la razón?

Dependerá de lo que los políticos sean capaces de hacer. De momento los responsables de la Generalitat, Puigdemont y Junqueras, apoyados por los anarquistas de la CUP, están en contra de buscar soluciones, salvo que se cumplan sus condiciones de independencia, lo cual es no querer participar en el futuro de todos, sólo en el de ellos. El presidente del Gobierno declara que quiere dialogar, el líder socialista insiste todavía más; pero como en la otra parte de la mesa no hay con quién dialogar ¿qué tipo de diálogo se puede hacer?

En todo caso la propaganda se ha desplegado en una y otra parte. Unos indicando que se ha roto la legalidad y otros que ha habido represión. Puigdemont anunciando la necesidad de la DUI (Declaración Unilateral de Independencia) y el recurso al Parlament para declararla. Mariano Rajoy diciendo que no ha habido referéndum y que convoca al Parlamento español para debatir la situación y sigue tendiendo la mano para dialogar.

Desde la racionalidad legal tiene razón el presidente del Gobierno ¿Es la única a tener en cuenta? La palabra la tiene también ahora el Congreso de los diputados. Es decir la racionalidad política

¿Tienen los grupos parlamentarios españoles la capacidad de razón política para encontrar una solución entre ellos? En la situación actual de equilibrios matemáticos dentro del Congreso no es fácil. ¿Se podría hacer con otro tipos de equilibrios? No se sabe, pero eso exigiría unas elecciones generales en un momento delicado. Cuando se necesita autoridad moral para tomar decisiones los periodos de interinidad son delicados. Lo mismo debería pasar en Cataluña. Con la actual composición del Parlament tampoco es fácil encontrar vías de diálogo. Junts pel Si está prisionera de la CUP y con esos compañeros de viaje no hay posible diálogo. ¿Sería la solución unas elecciones autonómicas?

Al menos habría una posibilidad de encontrar otro equilibrio. Pero lo mismo que unas elecciones generales en un momento delicado son difíciles de convocar, el president y su Govern tampoco quiere convocar las autonómicas, porque es posible que pierdan la situación de mayoría delicada que ahora tienen. Sobre todo el PDeCat, que si no va bajo las alas del ERC quedará en la inanidad y pasará a ser la cuarta o quinta fuerza en el Parlament, cuando es heredera de CiU partido de gobierno de la Generalitat durante varias legislaturas; y no hay que olvidar que Puigdemont es miembro de ese partido.

Por tanto la situación, de momento, parece estar bloqueada para un diálogo, que es la única salida de razón política, respetando la razón legal. A veces, la solución es actuar como lo hizo Alejandro Magno en el caso del nudo gordiano: encontrar una solución distinta. Para eso se necesita imaginación. Es el momento de ejercitarla.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 1

#1
03-10-2017 / 12:50
oscar altube
Puntuación 0

Muy de acuerdo. Quizá nos falte imaginación. Se podría consensuar por ambos una firma de marketing argentina, que nos vendiera a todos “el fuero y el huevo” (que de la cuestión catalana viene). Y a vivir felices, y a llorar de alegría, y a repartir rosas (¿sin espinas?)

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 127,68 +5,35 +4,37%
FRA 41,79 +0,69 +1,68%
ITA 166,44 +1,93 +1,17%
GRE 515,72 +4,51 +0,88%
POR 197,59 +2,58 +1,32%

Ecotrader



Evasión

Los aviones privados de los ricos

Los aviones privados de los ricos



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens