El verano de los excesos

5/09/2017 - 0:19
Foto: Getty.
En profundidad

Este verano de 2017 ha quedado marcado trágicamente por los atentados de Barcelona y Cambrils, pero antes ya habían ocurrido algunos acontecimientos que le han otorgado un carácter muy especial. Por primera vez han tenido lugar manifestaciones contra los excesos del turismo en Barcelona, Palma y San Sebastián, algunas claramente comprensibles, como las de los vecinos de algunos barrios de Barcelona, cuya vida diaria se ha visto transformada para mal y que se han desarrollado de manera pacífica. Otras fueron violentas, como el asalto al Autobús Turistic o los pinchazos de las ruedas de las bicicletas de alquiler.

Desde el primer momento el Gobierno, lanzo una acusación general de turismofobia que ha sido acogida y repetida por la mayor parte de los medios de comunicación y que no recoge el sentir de muchos de los acusados. Otra palabra nueva es turistificación para definir lo que está ocurriendo en diferentes barrios del centro de alguna ciudades en las que los pisos de alquiler se dedican al uso turístico cambiando el tejido social de esos lugares y dando lugar a la turismofobia.

La ultima novedad en hacer su aparición, ya avanzado agosto, ha sido la xenofobia turística lanzada por el comisionado de Marca España en una desdichada entrevista en El País, del 17 de agosto.

Pero la palabra que mejor define lo que está ocurriendo este año es exceso. Por primera vez muchos destinos turísticos, y no solo españoles se encuentran desbordados por un exceso de turismo que no saben controlar.

La revista digital turística Skift, de gran prestigio en el sector, lo llama The Summer of overtourism o el verano del exceso de turismo, y aunque pone el acento en Barcelona y Venecia no se olvida de otros varios lugares como Nueva York, Amsterdam o incluso Islandia, cuyos residentes ven amenazada su forma tradicional de vida.

Según Skift, en primer lugar, el precio es parte del problema. La expansión de los vuelos de bajo coste y de los alojamientos turísticos baratos alquilados a través de plataformas digitales, y el incremento de los cruceros en Barcelona y Venecia provocan que las comunidades locales sufran las consecuencias negativas mientras que las compañías de servicios turísticos recogen los beneficios.

En segundo lugar, la apertura al turismo de nuevos barrios crea nuevos problemas. En los casos en los que han tenido éxito, como Brooklyn en Nueva York, los vecinos se sienten molestos y evitan los lugares a los que acuden los turistas con el consiguiente cambio en los tipos de negocios. Aunque importantes para los turistas, los hoteles no ofrecen valor añadido que mejore la calidad de vida de los residentes. La utilidad del turismo se reduce a la creación de algunos trabajos.

En tercer lugar, las compañías turísticas necesitan madurar. El turismo es uno de los mayores sectores de la economía mundial pero durante las etapas de crecimiento sus empresas no siempre actúan de forma responsable. Cadenas hoteleras, compañías aéreas y de cruceros y plataformas de alquiler tienen alguna responsabilidad en la creación de un ambiente hostil por parte de los residentes locales. Los líderes del sector tienen que reconocer su participación en la modificación del entorno urbano para atender a los turistas y no a los locales.

En cuarto lugar, son los Gobiernos los que tienen que resolver el problema. Los Gobiernos locales ya reconocen desde hace años excesos de turismo y tienen que dejar claro que tendrán que imponer limitaciones que se pueden llevar a cabo con medidas fiscales y restrictivas.

Los entes de promoción del turismo, nacionales y regionales, que reciben apoyo financiero de los gobiernos pueden influir en la definición de políticas pero, como se ha visto en ciudades y destinos en todo el mundo, la clara apuesta por incrementar el número de turistas y permitir a las compañías del sector seguir creciendo sin límites ha tenido claras consecuencias negativas.

Cuanto antes aceptemos las verdades de Skift mejor. El principal lobby mundial del sector, el Consejo Mundial de Turismo, conocido por sus siglas, WTTC, a través de su recién designada directora general, Gloria Guevara, ha señalado que propondrá recomendaciones al respecto.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 0






El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 111,28 +0,98 +0,89%
FRA 32,56 +0,93 +2,93%
ITA 141,37 -0,20 -0,14%
GRE 500,45 -1,58 -0,32%
POR 156,39 +0,81 +0,52%

Ecotrader



Evasión

Los 5 más caros de Nueva York

Los 5 más caros de Nueva York



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens