Reino Unido se estampará en su salida de la UE

8:00 - 16/03/2017
  • La libra podría acercarse a la paridad tanto del dólar y del euro
Foto: Archivo.
En profundidad

¿Esta semana? ¿La que viene? ¿A finales de mes? Sea cual sea el día que la primera ministra británica Theresa May acabe escogiendo para lanzar finalmente su notificación a la Unión Europea de que el país ha decidido marcharse, la negociación pura y dura está a punto de comenzar.

¿Cómo irá esa negociación? La respuesta es sencilla: fatal. Ninguno de los bandos quiere llegar a un acuerdo y por eso no lo habrá.

En realidad, el Reino Unido podría estamparse en su salida de la UE en forma de Brexit duro y sin acuerdo mutuo. Podría ser la solución ideal a largo plazo, pero en el corto la libra atravesará muchos baches e incluso podría acercarse a la paridad tanto con el dólar como con el euro. Cuando el Reino Unido votó abandonar la UE en junio del año pasado, se esperaba que el artículo 50 fuera invocado enseguida.

Pero el plan tenía un fallo, y es que el Gobierno de David Cameron confiaba tanto en la victoria que prácticamente no había planeado qué hacer en caso contrario. Su sucesora, con toda la razón, decidió posponerlo hasta que su gobierno hubiera tenido tiempo para planear la salida y decidir qué quería de las negociaciones. Solamente ahora, conseguida por fin la aprobación total del Parlamento, se enviará la carta, muy probablemente en la última semana de este mes.

Cuando eso suceda, las negociaciones formales podrán empezar. El problema es que seguramente vayan muy mal y cada vez es más probable que no se llegue a un acuerdo por los cuatro motivos siguientes.

Primero, la economía británica va bien. El consenso global era que el Reino Unido se iba a llevar un golpe inmediato en cuanto decidiera irse. La libra descendió en los mercados cuando prácticamente todos los economistas convencionales pronosticaron una recesión y el Banco de Inglaterra recortó los tipos de interés y relanzó la flexibilización cuantitativa para amoldarse a la caída.

¿Qué sucedió? La economía ha demostrado un aguante excepcional. El crecimiento ha sido firme, el empleo ha mejorado, los precios de la vivienda y minoristas son sólidos, y la inversión sigue llegando al país. Las advertencias de miseria y desolación eran desproporcionales obviamente pero aun así, la fortaleza del rendimiento británico ha sorprendido ante un golpe tan fuerte.

¿La conclusión evidente? Aunque habrá pérdidas de empleo cuando las empresas trasladen sus operaciones a bases en la UE, al final la salida habrá sido positiva para el Reino Unido. Inevitablemente, eso afectará a la actitud de los negociadores británicos (que para empezar no eran grandes partidarios de la UE). ¿Por qué esforzarse para obtener acceso a la UE y al mercado único cuando no parece importar mucho que se tenga o no?

Después, la UE está viviendo una gran fluctuación. Durante el año habrá varios comicios. Holanda empezó este miércoles, seguida de Francia, después Alemania, e Italia podría meter a presión un gobierno nuevo también. ¿Negociar qué y con quién exactamente? La respuesta nadie la sabe. Europa podría acabar con un presidente fuerte y pro-UE como Emmanuel Macron, aliado con el socialdemócrata Martin Schulz en Alemania, ambos decididos a profundizar la integración. O podría sumirse en un caos total. Lo cierto es que no lo sabremos hasta octubre como pronto y para entonces podría ser demasiado tarde para llegar a un acuerdo.

Tercero, el proceso se ha precipitado demasiado. El artículo 50 se redactó deprisa y corriendo en el Tratado de Lisboa sin pensar realmente en que acabaría siendo invocado. En aquel momento parecía tan improbable que nadie se preocupó. Ahora que el proceso ha comenzado, se hará evidente que el calendario de dos años es tan innecesario como inviable. Hay demasiadas cosas que hacer. Una institución más flexible podría decidir que tiene sentido ampliar el plazo pero la UE no destaca por la flexibilidad precisamente. Preferirá aferrarse a una norma estúpida que permitir que se infrinja. ¿El resultado? El plazo se acabará sin que se llegue a un acuerdo entre las partes.

Por último, los términos financieros de la separación son infranqueables. La UE exige 60.000 millones de euros o más como liquidación, además de sugerir que podrían continuar las aportaciones presupuestarias durante años.

¿Su fundamento? El Reino Unido acordó muchos proyectos de la UE y debería seguir pagando por ellos. El Reino Unido no lo aceptará seguramente. Cuando uno se da de baja de un club de golf, no se le puede esperar que pague por el nuevo campo de prácticas que se decidió construir cuando todavía era miembro. Las aportaciones se detienen el día en que uno se va. De hecho, se pueden defender los pros y los contras de ambas posturas pero, como le dirá cualquier abogado de divorcios, cuando uno se mete en peleas así, transigir acaba siendo imposible.

El resultado es que con tanta especulación sobre lo que podría significar el Brexit y los miles de páginas de estudios y cábalas vertidos desde los bancos de inversión y grupos de expertos, no se va a llegar a un acuerdo. Sencillamente, el Reino Unido saldrá de la Unión Europea, posiblemente el 31 de marzo de 2019, sin acuerdo transitorio ni tratado de libre comercio. Comerciará con Europa, lógicamente, pero como si fuera Corea del Sur o Argentina.

A medio plazo, no tiene por qué pasar nada. Después de todo, muchos países compran y venden muchas cosas a la UE sin ningún trato especial, pero no hay duda de que los mercados se van a llevar un golpe. Cuando se haga más evidente, espere que la libra sufra muchas presiones de venta. Podría bajar hasta la paridad con el euro e incluso con el dólar también. Un día se recuperará, pero no antes de haber bajado mucho más.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 8

#1
15-03-2017 / 23:57
Zipi
Puntuación -25

Va a por Alemania igual que los americanos Japón y otros muchos países. A la Alemania de Merkel la van a hacer la vida imposible entre todos y bien merecido que se lo tiene.

#2
16-03-2017 / 00:00
Zipi
Puntuación 7

Y además no van a pagar ... igual que ha hecho Alemania y encima nos van mirando por encima del hombro a todos.

#3
16-03-2017 / 10:25
Carlos
Puntuación -32

La salida del Reino Unido, en mi opinión, el país más importante de Europa, y con diferencia, no es tanto una mala noticia para el propio Reino Unido (estoy seguro que les irá bien, como siempre), como para la propia Unión Europea, que se queda sin un socio que es líder mundial en muchos aspectos.

#4
16-03-2017 / 10:53
jan
Puntuación 33

Gran Bretaña y su estado profundo, está planeando la destrucción de Europa como lleva haciendo con el mundo los últimos 300 años.

Soros, Rothschil... todos conjurados para la destrucción.

Las hambrunas en la India, la guerra del opio, los exterminios masivos en poblaciones de todo el mundo. Eso es Gran Bretaña.

#5
16-03-2017 / 14:38
Chrom
Puntuación -7

Lo de este pais es curioso la anglofobia que padece, aparte que los narcadores puntuan lo contrario de lo que se le indica.

Al nº 1

Efectivamente los anglosajones se han cansado de la politica alemana, por ahí van los tiros y ese es un punto más por lo que los ingleses se marchan, aunque no el principal.

Gran Bretaña efectivamente es la nacion mas importante de Europa. Ellos saben lo que se hace y el abandono de la UE no es por casualidad. Habran unos años de incertidumbre (muy pocos) y al final les irá infinitamente mejor.

Sin Reino Unido la UE es otra cosa muy diferente, aparte de que es actualmente una casa sin ordenar que no sabe a donde va.

Una defensa europea y y un apoyo a la IV revolucion industrial no son posibles sin Gran Bretaña.

Con su marcha dejan a la UE completamente a merced de los alemanes. Vamos a esperar un poco la pelicula va a tener un resultado inesperado para mucha gente.

G

#6
16-03-2017 / 14:39
Chrom
Puntuación -8

Lo de este pais es curioso la anglofobia que padece, aparte que los narcadores puntuan lo contrario de lo que se le indica.

Al nº 1

Efectivamente los anglosajones se han cansado de la politica alemana, por ahí van los tiros y ese es un punto más por lo que los ingleses se marchan, aunque no el principal.

Gran Bretaña efectivamente es la nacion mas importante de Europa. Ellos saben lo que se hace y el abandono de la UE no es por casualidad. Habran unos años de incertidumbre (muy pocos) y al final les irá infinitamente mejor.

Sin Reino Unido la UE es otra cosa muy diferente, aparte de que es actualmente una casa sin ordenar que no sabe a donde va.

Una defensa europea y y un apoyo a la IV revolucion industrial no son posibles sin Gran Bretaña.

Con su marcha dejan a la UE completamente a merced de los alemanes. Vamos a esperar un poco la pelicula va a tener un resultado inesperado para mucha gente.

#7
16-03-2017 / 18:49
Pako
Puntuación 19

Es sorprendente lo poco serio que es el analisis de este articulista. Acostumbrados a su chovinismo britanico habitual no sorprende pero si lo poco rigurosos de los pronosticos. Pensar que porque ahora no haya repercusiones economicas cuando ni siquiera ha habido un cambio regulatorio, todoseguira igualdespues es poco serio. Que pasara cuando la city deje de ser lo que es? UK perdera mucho mas que la UE . Ya no es loque fue y solo va para abajo.. ojo a escocia

#8
17-03-2017 / 00:38
chaver
Puntuación 2

Aquel que piense que el llamado Brexit va a ser inocuo para cualquiera de los protagonistas involucrados y aquellos que se alegran de todo lo que vaya mal en la UE se equivoca profundamente, arrieros somos.






El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 127,68 +5,35 +4,37%
FRA 41,79 +0,69 +1,68%
ITA 166,44 +1,93 +1,17%
GRE 515,72 +4,51 +0,88%
POR 197,59 +2,58 +1,32%

Ecotrader



Evasión

Las 44 viviendas de Lagasca99

Las 44 viviendas de Lagasca99



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens