Viajar

Svart, el primer hotel del mundo con energía positiva

El estudio de arquitectura Snøhetta -en colaboración con Arctic Adventures of Norway, Asplan Viak y Skanska- ha diseñado Svart, el primer hotel Powerhouse del mundo. Un término que hace referencia a edificios que son productores de energía que, en el transcurso de un período de 60 años, generarán más energía renovable que la cantidad total de energía que se requiere para mantener las operaciones diarias y para construir, producir materiales y demoler el edificio. La apertura está prevista para 2021

Svart, que reduce en un 85% el consumo energético de un hotel habitual, será el Powerhouse más septentrional del mundo pues se ubica al pie del glaciar Svartisen que atraviesa el municipio de Meløy en el norte de Noruega, justo encima del Círculo Polar Ártico. "Para nosotros fue importante diseñar un edificio sostenible que dejase una huella ambiental mínima en esta hermosa naturaleza del norte", dice el estudio. 

La construcción de un hotel de energía positiva y de bajo impacto, a juicio del estudio, es un factor esencial para crear un destino turístico sostenible que respete las características únicas del entorno. Arctic Adventure of Norway, la compañía detrás de Svart, tiene la ambición de "convertirse en pionera del turismo sostenible en el norte de Noruega".

Para alcanzar el estándar Powerhouse, los arquitectos de Snøhetta realizaron un mapeo de cómo se comporta la radiación solar en relación con el contexto montañoso durante todo el año para optimizar la cosecha de energía. El resultado del estudio ha sido esencial para el diseño circular del hotel, las habitaciones del hotel, los restaurantes y las terrazas que "están ubicados estratégicamente para explotar la energía del Sol durante todo el día y las estaciones". Además, el techo del hotel está revestido de paneles solares.

El diseño de este hotel está inspirado en la forma de los 'fiskehjell' (estructura de madera en forma de A para el secado de pescado) y el 'rorbue' (un tipo tradicional de casa de temporada utilizada por los pescadores). Concretamente, la referencia del rorbue se ve en la estructura de postes de madera que se extienden varios metros debajo de la superficie del fiordo y que sustentan al hotel. "Los postes aseguran que el edificio coloca físicamente una huella mínima en la naturaleza prístina, y le da al edificio una apariencia casi transparente", añade el hotel.

Además, el cuerpo circular de Svart que nace desde el pie de la montaña Almlifjellet y se extiende hacia las aguas cristalinas del fiordo Holandsfjorden proporciona una vista panorámica de todo el entorno y una experiencia de convivencia con la naturaleza. "La identidad de Svart está inspirada tanto en la naturaleza y el clima únicos del Ártico como en la forma circular del hotel con vistas de 360 grados", explica el estudio de arquitectura. El hotel solo es accesible en barco.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado