China inaugura el puente de cristal más largo del mundo

Por EFE | 27/12/2017 - 13:10
El puente de cristal más largo del mundo, de 488 metros Imagen: EFE

El puente de cristal más largo del mundo, de 488 metros de longitud y suspendido a 218 metros sobre un valle, se inauguró este fin de semana en la provincia septentrional china de Hebei, informó hoy la televisión estatal CCTV.

La estructura, construida por la firma Bailu Group. se inauguró el domingo en una ceremonia a la que asistieron unos 3.000 turistas, que pudieron comprobar en primera persona la vertiginosa sensación de pasar por un puente de suelo transparente entre dos acantilados, en el parque natural de Hongyagu.

El suelo del puente está formado por 1.077 placas de cristal de sólo cuatro centímetros de grosor, que cuelgan de una estructura reforzada por 12 cables de vanadio con un peso de 126 toneladas, capaces de soportar terremotos de hasta 6 grados de magnitud y huracanes de fuerza 12 (la máxima en la escala de Beaufort).

"Nuestro puente ha sido diseñado para aguantar a más de 3.000 personas, pero para garantizar la seguridad de todos los turistas sólo aceptamos a 600 a la vez", destacó a CCTV Yang Shaobo, directivo de la firma responsable de la construcción del puente.

Yang añadió que varios operarios inspeccionarán diariamente el estado del puente, mientras que guardias de la instalación asistirán a aquellos visitantes que puedan tener miedo a pasar la estructura, por lo que afirmó que ésta es "completamente segura".

Hasta ahora el puente de cristal más largo del mundo era una estructura de 430 metros en el parque natural de Zhangjiajie, el lugar que inspiró las Montañas Aleluya de la película Avatar, aunque ésta seguirá ostentando el récord a la mayor altura, ya que está suspendida a 300 metros.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter