Cinco pistas de hielo que visitar estas navidades

Por María Sempere | 9:54 - 4/12/2017
Pista patinaje Rockefeller Center Imagen: Pixabay

La Navidad está cerca y son muchos los planes relacionados con ella que se ponen por delante en estas fechas. Algunos de los más divertidos incluyen ir a patinar sobre hielo a alguna de las increíbles pistas, que en época navideña se instalan en las grandes capitales.

Es inevitable no recordar los momentos inolvidables vividos en estas pistas de patinaje sobre hielo por protagonistas de muchas películas de Hollywood, así que ¿por qué no sentirse como uno de ellos? Además, pasar un rato en una de estas pistas de hielo puede ser el final perfecto a un día lleno de lujo y diversión.

Estas son las pistas de hielo más famosas de la Navidad

1. Nueva York

La pista de hielo del Rockefeller Center quizás sea la más famosa del mundo, debido al gran número de películas en las que aparece. Y dentro de ellas, la que acabó de hacerla conocida en todo el planeta fue sin duda "Solo en casa 2". Desde entonces ¿quién no ha soñado en patinar en esta enorme pista?, ya no solo por la diversión que conlleva sino por hacerlo en un entorno como el de esa zona de Nueva York, un lugar que en Navidad se llena de luz y color. Nueva York, además, da la posibilidad al visitante de realizar múltiples planes de lujo. Una opción es cenar en el prestigioso hotel Marriot, que proporciona una de las mejores vistas de la ciudad, o ir de compras a Tiffany's. Para acabar la jornada se puede pasear hasta Rockefeller Center para admirar su enorme y conocido árbol de Navidad y dedicar un rato a patinar sobre hielo en su pista.

2. Londres

La ciudad dispone de varias pistas de hielo, pero una de las más conocidas y demandadas es la del Museo de Historia Natural. Está al aire libre, así que hay que ir bien abrigado, aunque en sus alrededores hay casetas donde comprar café caliente y alimentos para disfrutar aún más del momento. Esta es una gran opción después de pasar un día de compras en Harrods y antes de irse a descansar en uno de los hoteles 5 estrellas de la ciudad.

3. París

Es conocida por ser la ciudad del amor y en Navidad, gracias a su decoración e iluminación, se vuelve aún más romántica. Cada rincón de París es digno de visitar en estas fechas. Por eso, a pesar de que la ciudad instala diversas pistas de hielo en varias áreas, una de las más bonitas y solicitadas por los visitantes es la ubicada en el Grand Palais. Paris destaca por adaptar edificios antiguos a nuevos usos y este es uno de los mejor aprovechados. En ese sentido, esta pista de hielo es la más grade de toda Francia y se ubica bajo una preciosa claraboya. Se trata de la opción perfecta después de haber ido de compras por las tiendas de lujo de los Campos Eliseos, o haber tomado un café caliente en la preciosa zona del Sacre Coeur.

4. Berlín

Una de las plazas más famosas de la ciudad, la Postdamer Platz, se convierte en una enorme pista de hielo en Navidad. Ha sido escenario de muchas películas y además alberga el conocido como Winterbelt, un área dedicada en exclusiva a la Navidad. La pista tiene 500 metros cuadrados y cuenta con el aliciente de ofrecer al visitante una de las mayores pistas de trineos de Europa, que hará las delicias de los más pequeños.

5. Madrid

La capital de España distribuye varias pistas de hielo a lo largo de la ciudad, dada la gran cantidad de visitantes que recibe en época navideña. Madrid es conocida por sus famosos mercadillos navideños y una iluminación que la convierte en idílica. Dentro de todas las pistas de hielo disponibles, una de las más emblemáticas es la ubicada en la Plaza de Colón. Es la preferida por los clientes Vip, ya que se sitúa en pleno barrio Salamanca, el más lujoso de la capital.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter