Una suite en medio del bosque: experiencia de lujo por 1000 euros la noche

Por Evasión | 10/11/2017 - 10:23

La compañía danesa Vipp, especializada en el sector de los productos funcionales para el hogar, se ha lanzado al mercado hotelero con una propuesta muy original: Vipp Shelter, un refugio de 55 metros cuadrados en medio del bosque.

Famosa internacionalmente por crear una basura con ruedas -que vende por 319 euros-, esta empresa se estrena en al sector del hospedaje con la misma filosofía y éxito que ha aplicado durante toda su historia que suma más de siete décadas. "Ya sea produciendo un gancho de succión o un refugio, nuestra ambición es siempre llevar los principios funcionales que se encuentran en el mercado profesional al hogar con objetos de diseño genuinos e industriales", explica.

THE VIPP SHELTER - "NOW YOU CAN LIVE IN A VIPP" from HAUS Building Sound on Vimeo.

La inspiración para crear este refugio nació del deseo de encontrar un lugar donde se pudiera escuchar el canto de los pájaros, admirar un cielo abierto y sobre todo que estuviera fuera de la ciudad. Entonces como el lugar elegido fue el paraje natural del lago Immeln, en Suecia pero cerca de la ciudad de Copenhague, Vipp tomó la decisión de llevar el hotel hasta allí. Y así nació Vipp Shelter.

Este refugio portátil es una estructura de acero de 55m2 de superficie que garantiza el máximo contacto con la naturaleza. Tiene una vista panorámica del paisaje desde la sala de estar gracias a unos grandes ventanales. Además, uno de los dormitorios contiene una claraboya que asegura una iluminación natural.

Este refugio está disponible desde el 1 de noviembre, el precio asciende a 1000 euros por noche e incluye una nevera provista de agua embotellada y champán, y hay acceso a un muelle privado para poder bañarse en el lago. Además, para los que se enamoren de este refugio está disponible a venta por 485,000 euros.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 1

1
11-11-2017 / 11:24
pepe
Puntuación 2

Si todos los millones de habitantes del país hiciesen lo mismo, convertiríamos la naturaleza en un vertedero.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter