El canal Discovery invertirá 400 millones en la construcción de su propio complejo turístico

Por EFE | 19/04/2017 - 13:00

El canal de televisión Discovery ha proyectado construir en Costa Rica un complejo turístico que requerirá de una inversión de 400 millones de dólares y con el que buscará fusionar las actividades de aventura con el turismo sostenible.

El complejo Discovery Costa Rica, con una extensión de ocho kilómetros cuadrados, generará 2.000 puestos de trabajo en su etapa de construcción, que se iniciará en 2018, y 4.000 empleos directos e indirectos a partir de su apertura en el año 2020.

Este proyecto fue anunciado este lunes por algunos medios de comunicación, pero los detalles los revelaron el martes en conferencia de prensa el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, y miembros de su gabinete, así como el gerente general de Discovery Costa Rica, John Scheman, y el gerente de la empresa Sun Ranch, socia de Discovery en esta iniciativa, Thomas Turner.

El mandatario costarricense afirmó que Discovery Costa Rica está "alineado con la visión nacional de turismo sostenible, se afincará en una de las regiones más hermosas del mundo como lo es la provincia de Guanacaste (oeste, Pacífico)".

El complejo turístico, que se situará en la localidad de Liberia, tendrá hotel, restaurantes, un sitio de playa y otro cercano a algún volcán por definir, y permitirá a los visitantes explorar sitios naturales, bucear, realizar actividades de aventura, navegar, surfear y estar en contacto cercano con la rica biodiversidad del país centroamericano.

El turismo es uno de los principales motores de la economía de Costa Rica, un país de 4,8 millones de habitantes, que alberga al 5% de la biodiversidad mundial y que cada año recibe a casi tres millones de turistas.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter