Place Vendôme, el imponente distrito del lujo de Qatar

Por Evasión | 18/04/2017 - 9:23

La famosa Place Vendôme de París, una de las plazas más famosas de la ciudad por su arquitectura elegante y las tiendas de lujo que alberga, pronto tendrá una especie de réplica en la ciudad emergente de Lusail, en Qatar.

El proyecto, que se se inició el 17 de marzo de 2014, está previsto que finalice en 2018 para llegar a tiempo a la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022. Una vez terminado, sus más de 100.000 m2 de extensión alojarán dos hoteles de lujo de cinco estrellas -operados por Le Meridien Lusail y el Luxury Collection Hotel-, diferentes aparthoteles o un centro comercial con 500 puntos de venta diferentes y con un ala reservada en exclusiva para las tiendas de alta gama.

Place Vendôme,desarrollada por United Developers, además del nombre tiene una clara inspiración parisina con la Rue de la Paix y la Place Vendôme de Paris como referentes. Según sus ideólogos, la arquitectura de este proyecto "está destinada a irradiar lujo y extravagancia pero también a transmitir un toque de sensación cultural y artística". En este sentido, incluso contará con su propio canal de agua para crear un espacio abierto con cafés y restaurantes con vistas al agua.

Situado estratégicamente en el corazón de Lusail, la Place Vendôme busca posicionarse como un nuevo centro de atracción para los residentes locales e internacionales y para los turistas. Asimismo, este proyecto se adhiere al programa Qatar National Vision 2030, que apuesta por la diversificación económica de Qatar, el desarrollo humano y social.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter