WIM, el smartphone de alta gama de Wiko

Por Evasión | 27/09/2017 - 18:51

La compañía Wiko, la marca de smartphones francesa que es propiedad de la china Tinno, ha lanzado su nuevo terminal WIM. Pensado para los usuarios más urbanitas que apuestan por las últimas tendencias en tecnología, este móvil está dotado de una cámara que se compromete a capturar cualquier momento con la mayor calidad posible.

La marca de smartphones ha contado con la colaboración de Qualcomm®, DxO y Vidhance® para crear una cámara dual con dos sensores de 13MP cada uno. Este dispositivo hace dos fotos al mismo tiempo, una en blanco y negro y otra en color, y las funde en una sola, simulando así el funcionamiento del ojo humano. Además, para dotar de un mayor realismo a las imágenes, la cámara principal captura tres veces más luz.

La cámara frontal, por su parte, cuenta con una resolución de 16MP que aprovecha la iluminación para conseguir fotografías con mayor nitidez. Y un flash LED de luz tenue que garantiza la calidad de las imágenes o en entornos poco luminosos, "al mismo tiempo que evita el molesto y artificial efecto fantasma en selfies", asegura la compañía.

Además de estas características, ambas cámaras incorporan algunos efectos artísticos que permiten a los usuarios obtener fotografías creativas. Time Lapse, Slow Motion, o Artistic Blur son algunos de estos efectos con los que se consigue un efecto desenfoque en primer plano o en el fondo. Respecto al vídeo, la cámara de WIM permite grabar en 4K, tiene un sistema de estabilización de vídeo y un auto zoom que sigue a un sujeto en movimiento sobre el que se ha hecho foco previamente.

Estos avances tecnológicos vienen acompañados de una memoria interna de 64GB ampliable 128GB más con micro SD que aumenta la capacidad de almacenado.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter