Lujo y redes sociales: a la caza del millennial

Por María Sempere | 9:22 - 29/08/2017

La tecnología hace años que irrumpió en la vida de gran parte de los ciudadanos del mundo. Muchísimas firmas convencionales vieron una enorme oportunidad para hacer negocio a través de Internet y las Redes Sociales. Pero, en este sentido, las marcas de lujo se quedaron rezagadas por el miedo a que sus productos perdieran la exclusividad que les caracteriza.

Finalmente parece que las firmas premium han encontrado la manera de posicionarse como exclusivas en un entorno algo complicado, como son las redes sociales. Pese a todo esto, sigue habiendo grandes marcas que reúsan utilizar las nuevas tecnologías y siguen apostando por el clasicismo de la venta tradicional.

Las marcas de lujo están a la caza del millennial y para ello es importante que tengan mucha presencia online. hoy en día, estas firmas de gran nivel deben de estar visibles en Internet, pero a la vez tienen que evitar la masificación y que cualquier usuario pueda acceder a ellas. La exclusividad es esencial en el mundo del lujo. Para conseguir esto, muchas de las firmas de gran lujo del mundo se han sumado a la revolución tecnológica a través de las redes sociales. Para ello, se sirven de los conocidos como influencers. Estos perfiles son estudiados a diario por las firmas premium para encontrar a aquella persona que puede mostrar de mejor manera su experiencia con la marca.

Los influencers llegan perfectamente a los millennials, con los que interactúan a diario. Esto las firmas lo saben y ya lo están aprovechando. De esta forma, queda atrás la clásica publicidad que se llevaba a cabo en las empresas de lujo, para dar paso a un marketing digital mucho más actual. son muchísimos los millones de euros que se mueven en España en este sector y el cliente millennial es ahora la calve para que las cifras sigan creciendo. La experiencia es la vía por la que comienzan a moverse las marcas de lujo del momento.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0



Evasión en Twitter