Estos son los 16 mejores relojes del 2015

Por Evasión | 10/11/2015 - 16:55
Imagen: Articles of Style

Desde 2001, cada año 72 relojes escogidos minuciosamente tienen la oportunidad de lucir sus encantos y originalidades en el Grand Prix d'Horlogerie de Ginebra, el equivalente a la Fashion Week de Nueva York en la moda o la ceremonia de los Oscar en el cine.

Todas las piezas preseleccionadas se exponen durante los meses de octubre y noviembre en países amantes del mercado. De estos, un Comité Consultivo formado por 26 expertos en la rama, más otros dos de otras disciplinas como Dieter Mier del grupo suizo de electrónica Yello y el batería del grupo Kiss Eric Singer, tuvieron el privilegio de nombrar los favoritos.

Una disputa nada fácil con el fin de competir por alguna de las 18 preciadas estatuillas, en especial la Aiguille d'Or, el premio de relojería más importante y que otorga al reloj y su creador un prestigio único.

Aquí el resultado del Palmarés 2015:

Gran Premio Aguja de Oro: Tourbillon 24 Secondes Vision de Greubel Forsey

Su tourbillon oblicuo de 24 segundos ha sido la gran sorpresa de la casa y podría decirse que incluso su obra más bella. En esta ocasión se ha inclinado hacia un estilo clásico de rasgos sencillos que no pierden ni un ápice de su afán por los detalles bien acabados.

Su esfera cuenta con dos pequeños segunderos, uno a las cuatro y el tourbillon a las 9 protegido con una burbuja de cristal de zafiro en el reverso. Además está realizada en tres discos de oro recogidos en una caja de oro blanco de 43,5 milímetros de diámetro.

Un impresionante modelo con movimiento de cuerda manual que se ha limitado a 22 unidades por 267.945, 49 euros.

Premio Reloj Femenino: Big Bang Broderie de Hublot

Atractivo y glamuroso, siguiendo el principio de fusión de la firma suiza, conecta el pasado con el futuro propio de la tecnología del siglo XXI. Con solo mirarlo desprende la sensualidad, feminidad e intimidad que esconde el encaje bordado a mano de la compañía Bischoff -empresa que trabaja para la alta costura y ropa interior de lujo- presente en la esfera, la pulsera y el bisel.

La calavera representa el espíritu rebelde y arte ancestral adornado con once diamantes negros y 21 rubíes, así como los elegantes detalles de la caja oro amarillo, la esfera de fibra de carbono y la pulsera de caucho negro. Tan solo 200 relojes de esta magnífica colaboración.

Premio Reloj Femenino con complicación: Lady Compliquée Peacock de Fabergé

Empujando los límites de la creatividad y el savoir-faire de las raíces artesanas de Fabergé, se ha inspirado en el huevo Peacock creado en 1908 por Peter Carl Fabergé para confeccionar esta hermosa reproducción para ser expuesta.

Con la corona se mueve el anillo circular de nácar que gira en el sentido contrario a las agujas del reloj, unas originales y elegantes manillas que forman parte del plumaje del pavo real. Un mecanismo que ha sido desarrollado exclusivamente para Fabergé por el taller relojero ginebrino Agenhor.

El cristal de zafiro abombado da a esta pieza una gran naturalidad que resalta su caja de platino de 33 milímetros, los 54 diamantes engastados en el bisel y la esfera de oro de 18 quilates decorada con 127 diamantes más.

Premio Reloj Masculino: Voutilainen GMR de Voutilainen

Kari Voutilainen ofrece únicamente 12 exclusivos ejemplares de un modelo que ofrece un segundo huso horario y un indicador de reserva de marcha retrógrada de 60 horas. Asimismo la complejidad del artefacto es cuanto menos impresionante, ya que está formado por 250 componentes.

Su elegancia en caja de oro blanco de 39 mm habla por sí sola, que además está decorada con 28 rubíes y zafiros.

Premio Cronógrafo: Altiplano Chrono de Piaget

Una superación a la física donde las haya: se trata del crono manual más delgado del mercado con una caja de 8,24 milímetros de altura. Aunque no por ello prescinde de una buena tecnología, ya que además de la hora y los minutos, integra un pequeño segundero con contador de 30 minutos y un segundo huso horario. Un total de 95 piezas más y el más delgado del mundo; sorprendente.

Rompiendo los esquemas, este cronógrafo se deshace de la esencia deportiva y se convierte en un reloj de vestir muy elegante con una gran pureza en sus líneas que rematan a la perfección con el oro rosa que lo encastra. Su precio ronda los 25.000 euros.

Premio Reloj con Tourbillon: Ulysse Anchor Tourbillon de Ulysse Nardin

Después de The Prix Orologio dell'Anno 2015 y The Watch of the Year Prize, este es el tercer premio que consigue este año, y es que Ulysse Nardin ha trabajado duro durante ocho primaveras para conseguir el exquisito diseño innovador de este modelo.

Su tecnología mecánica implícita se presenta revestida de un oro intemporal y esmalte que esconde una arquitectura única hasta la fecha utilizando la elasticidad de los resortes planos.

Solo 18 unidades se podrán obtener de este novedoso trabajo de Ulysse, quien versiona esta obra en caja de oro rosa o en caja de oro blanco.

Premio Reloj con Calendario: Slim d'Hermès QP de Hermès

Su sobriedad elemental es llevada a la delicadeza con unas líneas que llaman la atención de inmediato, y es que el objetivo de este reloj es conseguir la extrema sencillez, rigor y equilibrio entre todos los elementos.

Cuenta con un corazón automático de apenas 2,6 milímetros de altura y ofrece es capaz de ofrecer lectura en segundo huso horario con solo una caja de oro rosa de 39,5 mm con un zafiro que recoge toda la atención.

Premio Reloj con Sonería: Minute Repeater Tourbillon with Gold Bridges de Girard-Perregaux

La esfera descubierta en forma de esqueleto siempre es una manera original de diseñar un reloj, pero hay que ser muy cuidadoso con el diseño y colocación de cada elemento, ya que estos permanecerán siempre a la vista. Por ello, la mayor innovación de este Girard-Perregaux es el posicionamiento tan óptimo de los componentes, lo que provoca una propagación del sonido mucho mejor y que, por suerte, le ha convertido en ganador de este premio.

La repetición de minutos, así como la perfecta transmisión del sonido -a pesar de llevarse en la muñeca- son dos grandes innovaciones que ha valorado el jurado.

Entre sus llamativas piezas destaca su movimiento de cuerda manual que integra el famoso tourbillon sobre tres puentes de oro y la caja de oro rosa de 45 milímetros.

Premio Reloj a la Excepción Mecánica: The Charming Bird de Jaquet-Droz

Los pájaros de Pierre Jaquet-Droz deleitan como auténticos cantantes la aventura creativa de la marca que llevan acompañando durante casi tres siglos. Entre el pasado y el presente, este reloj combina historia, estética y tecnología con un diseño único que revela una armonía limpia y moderna.

Según los principios de los instrumentos de viento, la sinfonía de las aves ubicadas en la caja de 47 milímetros seduce los oídos y la vista con un juego de líneas en negro, antracita y transparencias. Su carcasa, coronada con una sobria cúpula de cristal de zafiro está especialmente concebida para multiplicar el efecto de cada rayo de luz que lo penetra.

Los artesanos Ateliers d'Art se encargaron de dar vida a los pájaros, un trabajo de más de veinte horas que requiere una delicadeza extrema, precisión y concentración. Así se aplicaron las nuevas tecnologías: tubo de zafiro y carbono, elementos que permiten bombear el aire, almacenar y producir el sonido. Además el animal podrá rotar, abrir y cerrar el pico, las alas y cola, o variar las notas del silbato.

Solo 28 obras de arte estarán disponibles al público en dos modalidades: oro blanco y oro rojo; una oda a los ricos de ayer y las promesas de hoy que personifican la fabulosa historia de Jaquet-Droz.

Premio Pequeña Aguja: Felix de Habring2

Justo a tiempo para celebrar los diez años de Habring2 apareció Felix, la representación de la forma mecánica más simple de medir el tiempo con la máxima precisión. Y es que sus componentes más pequeños -incluyendo hasta 84 diferentes- son nuevos y fabricados por pequeños proveedores de Austria, Suiza y Alemania.

Su corazón de 30 milímetros de diámetro y 4,2 mm de espesor están ornamentados con 18 rubíes dos amortiguadores KIF para garantizar un perfecto funcionamiento, que incorpora un calibre de cuerda manual.

Más delgado que otros modelos, sus 50 piezas se han dejado caer con un precio de 4.450 euros disponible en dos versiones: negro oxidado o azulado.

Premio Reloj Deportivo: Pelagos de Tudor

Esta es la herramienta por excelencia con un claro compromiso por un estilo de vida repleto de aventuras acuáticas. Pelagos es uno de los relojes mecánicos de buceo más completos del mundo, capaz de sumergirse hasta los 500 metros.

El nuevo calibre TudorMT5612 con el que está equipado disfruta de una autonomía sustancial con una reserva de marcha de aproximadamente 70 horas. Dotado también de una óptima legibilidad, su esfera ha sido sutilmente señalada con puntos luminosos que garantizan un excelente contraste con el azul del fondo.

Se distingue por su pulsera de titanio de cierre desplegable de acero con un sistema de ajuste automático. Un material que lo convierte en un producto mucho más ligero y resistente a la corrosión del agua del mar.

El acabado mate manifiesta sus connotaciones tecnológicas, su vocación técnica y la profesional. Asimismo es una seña de exactitud, confiabilidad y su elemento más representativo.

Premio Reloj Joya: Diamond Punk de Audemars Piguet

Diamond Punk es un ejemplo ideal de ruptura con las reglas estéticas y técnicas establecidas. Una pieza única en la que se han invertido 1.440 horas de trabajo en desarrollar una obra de arte para llevar en la muñeca.

Este original e interesante reloj de oro blanco de 18 quilates y ónice es revestido por un total de 7.848 diamantes en engaste nieve. Nunca mirar la hora había tenido tanto glamour y por ello, al tratarse de un modelo tan insólito, únicamente se fabrica bajo pedido.

Inspirado por los códigos gráficos de la era punk, Audemars Piguet ha desafiado los límites con un alto grado de ingeniería y una gran meticulosidad de la mano de 23 profesionales altamente cualificados.

Premio Oficios Artesanos Esfera del reloj: Villeret Shakudō de Blancpain

La artística pieza de Blancpain rinde culto al dios hindú Ganesha, representado por un cuerpo humano de cuatro brazos y cabeza de elefante, reflejando así la inteligencia, sabiduría y prudencia que simboliza.

Reconocida por sus talleres de grabado, pintura de esmalte y piezas con incrustaciones, la casa suiza destaca por dominar la manufactura relojera más antigua del mundo: la técnica del shakudō. Práctica originaria de Japón, es una aleación compuesta principalmente de cobre y oro utilizada para cubrir una superficie con una pátina de color oscuro, y que en su composición y textura puede llegar a derivar entre marrón, azul y negro.

Mediante el proceso de damasquinado se ha grabado en oro al dios rodeado de motivos tradicionales de la India. Para ello, se ha vaciado la superficie con el fin de delimitar las líneas del diseño que se elaborar en hilos de oro para incrustarlas en las cavidades antes de ser decorado y grabado.

Cada obra es única en el sentido literal de la palabra, ya que el resultado depende de la sensibilidad del grabador, que determina los matices y efectos de profundidad. Aunque todos ellos se presentan en una caja de oro de 45 milímetros con la clásica forma doble pomme de los Villeret y un movimiento de cuerda manual decorado con Côtes de Genève.

Premio a la Innovación y Premio Especial del Jurado: Tourbillon of Tourbillons de Antoine Preziuso

Los tres tourbillones dispuestos sobre una platina que gira resuenan como tres corazones latiendo al unísono. Lleno de poseía, este reloj es un homenaje a los mejores complicaciones relojeras, pasando el desafió de la gravedad al de la resonancia.

El cerebro de este ejemplar es tan complejo que ningún programa de ordenador sería capaz de simular las operaciones que desempeña correctamente. Todos los componentes que lo forman están acabados y ensamblados a mano, la mayoría de hechos elaborados en titanio excepto la corona de 18 quilates de oro macizo.

Cuando hablamos de Antoine Preziuso nos referimos a un talento entre la ciencia y el arte, influenciado por sus raíces italianas, en el borde de un sueño y en la cima del esteticismo.

Premio Revelación Relojera: Galet Square de Laurent Ferrier

El término "galet" -guijarro en español- está íntimamente ligado al universo de Laurent Ferrier, con una colección que brilla por su evolución suave y gradual, como las curvas de minerales pulidos por las olas.

Es la primera vez que Laurent ofrece su diseño en una caja de acero, abierta así a una nueva etapa creativa de metales exóticos. Su movimiento sigue funcionando mediante el calibre FBN 229,01 de cuerda automática y una reserva de potencia de tres días.

Galet Square presenta un aspecto particularmente suave decorado con Côtes de Genève y abalorios en la parte superior. Incluso el cristal de zafiro proporciona una delicadeza general de la obra revelando una arquitectura armoniosa con una inteligente combinación de líneas y curvas.

Premio Reloj Revival: Extremely Piaget Double Sided Cuff Watch de Piaget

La década de los 70 fue el culmen de los proyectos más extravagantes de Piaget, y la firma ha trabajado por sorprender con una reedición inspirada en la audacia de aquella época.

Este brazalete reversible ofrece dos relojes en uno con dos esferas enfrentadas: por un lado, un dial de ópalo natural decorado con delicada nieve engarzada; en la parte posterior presenta un disco de ónice. La pulsera es de oro blanco engastado con diamantes y de serie limitada a un solo ejemplar.

Premio Especial del Jurado

Los tres relojeros de Vacheron Constantin que desarrollaron el reloj Reference 57260, el más complicado del mundo, fueron los privilegiados en obtener este exclusivo galardón; sus nombres: Micke Pintus, Yannick Pintus, Jean-Luc Perrin.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0



Evasión en Twitter