Evasión

Iceberg Beer: la cerveza artesana fabricada con hielo de iceberg

Madrid

En Groenlandia los glaciares son uno de los principales atractivos del lugar. El Glaciar Petermann se rompe de vez en cuando y sus trozos de hielo navegan lentamente hacia la zona este de Canadá. En varios años, esos fragmentos de iceberg llegan a la costa de Terranova, donde se va produciendo el deshielo del iceberg.

Newfoundlan es una localidad costera donde sus habitantes han decidido impedir que esos trozos de glaciar se pierdan. Para ello, los recogen y los convierten en cerveza. Para ello, es importante contar con una licencia que permita capturar los trozos de hielo.

Con esas piezas de iceberg ya recogidas y perfectamente conservadas, la compañía Quidi Vidi Brewing Company de Terranova se pone manos a la obra. El objetivo es fabricar la cerveza artesana Iceberg Beer. De esta forma logran convertir los trozos de nieve antigua y compacta en una cerveza rubia muy singular.

Quienes han tenido la suerte de catar la cerveza proveniente de los icebergs de Groenlandia lanzan todo tipo de mensajes. Hay quien asegura que la cerveza tiene un sabor muy limpio y ligero. Esto podría deberse al agua del iceberg que está libre de minerales.

Pero también hay voces críticas entre los catadores de cerveza, que aseguran que el sabor es demasiado suave y no resulta tan atractiva al paladar como cabría esperar. Sea como fuere, el origen del agua de esta cerveza ya la ha convertido en todo un producto de lujo, al alcance de muy pocos.

Quien tenga la suerte de desplazarse hasta la localidad de Newfoundlan, en Terranova, podrá degustar la cerveza Iceberg y disfrutar de un pequeño trago de agua pura y limpia, proveniente de un famoso glaciar de Groenlandia. Sin duda, esto podría convertirse en todo un placer para los sentidos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.