Evasión

El Estilo es Ciego de Tom Black: el compromiso de una marca por contar una historia

  • Una iniciativa que se realiza en colaboración con la Once
  • Trata de reflexionar sobre qué significa el estilo para un invidente
Madrid

La joven firma de sastrería Tom Black comenzó el pasado año a contar una historia con nombre propio: El Estilo es Ciego. Una iniciativa que junto a la ONCE trata de reflexionar sobre qué significa el estilo, la elegancia o la belleza para un invidente. El comienzo del relato tiene su origen en una conversación entre Juan Terrer, director general de Tom Black, y Enhamed Enhamed, atleta español ganador de cuatro medallas de oro en los Juegos Paralímpicos de Pekín, en donde el deportista le explicaba su preocupación por el estilo, por la moda y por lo que se tenía que poner. Esa conversación fue el embrión de lo que hoy es El Estilo es Ciego y un punto de inflexión en la historia que pretende contar Tom Black. Una marca diferente que busca construir su propio camino: "En TomBlack transmitimos a través de personas que tienen algo que contar, y cada contenido que realizamos está enfocado en el estilo personal y único de ese individuo".

El mundo online y offline de hoy somete al ciudadano a un gran bombardeo publicitario pero que ha conseguido esquivar. Los banner, los vídeos promocionales o la publicidad de redes sociales casi han desaparecido para el ojo virtual. Un nuevo escenario que ha obligado a las marcas y compañías a encontrar otros vehículos narrativos para mostrar su producto. Así, el storytelling - el arte de contar una historia en el terreno del marketing- se ha convertido en el mejor aliado de las marcas para comunicar su esencia. En este sentido, Tom Black ha decidido compartir parte de sus historia a través de un colectivo social que tiene mucho que contar, pero que no siempre cuenta con espacio propio (y más en el mundo de la moda).

La primera edición del Estilo es Ciego tuvo lugar el pasado año en un evento organizado también en colaboración con la ONCE y realizado en el museo Reina Sofía de Madrid. Fue un desfile donde siete personas ciegas –junto a sus perros guía- mostraron los diseños de la firma Tom Black. Esta primera cita no solo convenció a los asistentes del evento, sino que fue la primera piedra del relato de una marca diferente. "Yo siempre he sido emprendedor y he intentando hacer algo diferente", explicó Juan Terrer en una entrevista a elEconomista.

La segunda edición del Estilo es Ciego confirma el éxito de esta iniciativa y el compromiso de Tom Black por hacer las cosas de una forma diferente a lo que el mundo de la moda está acostumbrado. Así, mientras se celebraba el pasado mes de julio la Mercedes Benz Fashion Week de Madrid -uno de los eventos más importantes de la moda española- la firma de sastrería Tom Black decidió viajar hasta Málaga para celebrar la segunda edición de El Estilo es Ciego, de nuevo en colaboración con la ONCE. El hotel Villa Padierna Palace fue el escenario de una segunda edición más importante y comprometida. La firma preparó una experiencia gastronómica, un campeonato de golf y la presentación de la colección de Tom Black como colofón.

La experiencia gastronómica

La experiencia culinaria organizada por el equipo de Juan Terrer para esta segunda edición del Estilo es Ciego consistió en reunir a todos los invitados del evento en una cena en igual de condiciones. Es decir, los comensales videntes tuvieron que ponerse un antifaz para no ver nada. Piche aquí para ver el vídeo de la experiencia gastronómica.

El comienzo de la velada estuvo liderado por el enólogo Roberto Vicente, de Bodegas Ysios, que propuso el reto de descubrir a través del olfato los ingredientes que conformaban los vinos a catar. "Las catas de verdad son catas a ciegas, catas desnudo. Solo experiencias donde hablar de tus sentimientos y ver donde te llevan", explica el enólogo. "Los compuestos de un vino son momentos, recuerdos, sentimientos que van a despertar emociones que es en definitiva lo que es el vino", añade.

El siguiente turno fue del chef del hotel Villa Padierna Palace que elaboró una degustación gastronómica sensorial que no pudo ser percibida por la vista. El final de la noche, por su parte, fue el turno de Jaime Boville, el vicepresidente de The Haciendas Company, que realizó una nueva experiencia a través de los aromas que están presentes en su ron Premium Sister Isles. Melaza, vainilla y aromas tostados fueron algunas de las claves.

El campeonato de golf

La siguiente experiencia fue una partida de golf en el campo Los Flamingos, parte del Complejo Villa Padierna, que citó a deportistas y aficionados tanto videntes como invidentes. Destacó la presencia de Marc Oller Astort, golfista paraolímpico ciego que representará a España en las próximas olimpiadas. El objetivo de esta experiencia fue mostrar qué prendas vistieron los golfistas y qué experimenta un ciego cuando juega al golf.

El desfile

La última de las experiencias fue el esperado desfile de la firma. David Casinos, deportista profesional; Raúl Fernández, educador canino; Juan rodríguez, técnico de servicios bibliográficos de la Once; Cristian Sainz, responsable de área informática; Gerard Descarrega, atleta profesional; Marc Oller Astort y Enhamed Enhamed fueron –juntos a sus perros guía- los protagonistas del desfile de Tom Black. Una propuesta que corrió a cargo de Jose Manuel Esclapez, responsable de producto de Tom Black, y que se apoyó en otras marcas como Cafe Leather Supply, Mr. John's, Muroexe, Martinson, Falcinelli o Dandity. Pinche aquí para ver el vídeo del desfile.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.