Evasión

El atardecer ecuestre más trepidante de Sanlúcar

  • Las carreras de caballos de Sanlúcar celebran su 173 aniversario
  • El sábado finaliza el primer ciclo y el segundo será del 22 al 24 de agosto
Madrid

La belleza singular de las Carreras de Caballos de Sanlúcar dio comienzo el pasado miércoles, día 8 de agosto, con el primer ciclo a orillas de la Costa de la Luz.

Estas fiestas, año tras año, siguen generando pasión, emoción y curiosidad. El creciente interés ha permitido, en gran medida, la obtención de la denominación de Fiesta de Interés Turístico internacional, como reclamo imprescindible tanto para los veraneantes de esta costa, como para los fieles más arraigados al medio ecuestre.

En las playa de las Piletas se celebra este majestuoso evento estival, durante el atardecer y aprovechando la amplitud que deja la bajamar en la playa. El mapa que dibuja el hipódromo natural de Sanlúcar de Barrameda, en un enclave natural perfecto conformado por el entorno paisajístico de Doñana, Patrimonio la Humanidad; un paraje natural protegido y considerado como la mayor reserva ecológica de nuestro país.

Esta prueba deportiva celebra 173 años de vida e historia, donde está previsto que se celebren dos ciclos, un total de 25 carreras, con tres grandes premios. Donde los pura sangre, acompañados por sus jinetes, desfilan con elegancia por la costa antes de la propia exhibición deportiva. El espectáculo se puede divisar desde los palcos o desde la misma primera línea de la playa, a partir de la media tarde hasta que se produce la puesta de sol. El acceso es gratuito pero las apuestas al mejor postor podrán ser consideradas minutos antes del comienzo. Si es así, la Real Sociedad de Carreras de Caballos, entidad organizadora del evento, dispone numerosas casetas a lo largo de la línea de meta que atenderán las peticiones de forma continuada.

El inicio de la carrera es acogido en un ambiente ruidoso y conmovedor, donde todo sucede muy rápido; se realizan apuestas de última hora, los caballos relinchan de nerviosismo desde sus cajoneras, los mejores jinetes que ponen en juego su concentración y las miles de personas que se agolpan, ovacionan sin parar. La jornada es breve pero no deja indiferente a ningún espectador que suelen comentar la jugada, en numerosos corrillos, sobre los detalles o anécdotas más singulares acontecidos durante el evento.

Curiosidades

La Sociedad de Carreras de Caballos de Sanlúcar inició los trámites correspondientes y envió el expediente necesario a la Casa del Rey Juan Carlos I solicitando el título de Real. Por ello, durante el año 2017, la Sociedad de Carreras de Caballos de Sanlúcar, recibió el escrito proveniente desde Casa Real, donde se le otorgó la concesión del título de Real a la entidad sanluqueña.

Asimismo, podemos destacar que el logotipo de Real Sociedad de Carreras de Caballos fue modificado con motivo de la celebración del 150 aniversario. Victoria Silva Mora fue la diseñadora encargada de rediseñar la insignia del evento. Las claves del nuevo logo se centran en varios elementos: el caballo, el jinete, la ola que representa la playa, la puesta de sol y el coto de Doñana. La colorimetría ejerce el toque maestro en el que el emblema toma sentido.

Junto con el negro, el naranja representa la puesta de sol de Sanlúcar, el verde de la camisa se desdibuja para convertirse en el Coto de Doñana. Por último, el azul de la ola representa el mar en calma.

Un lugar con encanto

Antes o después de las carreras, siempre queda un hueco para realizar un extenso paseo a lo largo de sus callejuelas. Destaca por ser un lugar lleno de encanto y cuenta con espacios culturales, naturales y artísticos tales como los jardines del Palacio Ducal de Medina Sidonia, los de las Piletas o los del Palacio de los Infantes de Orleans-Borbón. Otra opción interesante pasa por visitar diversos templos religiosos de impresionante belleza como el convento de las Carmelitas Descalzas, la iglesia de la Santísima Trinidad o el auditorio de La Merced. Pero es indispensable pasar por los monumentos declarados como históricos artísticos: las Covachas y el Palacio Ducal de Medina Sidonia.

La gastronomía

Es preciso no dejar puntada sin hilo y por tanto, de forma obligada, hay que visitar los barrios de Sanlúcar, el Barrio Alto, la Zona Centro y Bajo de Guía, que revelan las tradiciones culinarias legendarias. Propuestas, donde se fusiona el paisaje marítimo y natural de Sanlúcar y la más auténtica gastronomía marinera.

Esta zona cuenta con puntos de lo más carismáticos, donde las tapitas, el pescadito y las gambas de Sanlúcar conforman un placentero tándem. Sin olvidarnos de la manzanilla, el caldo oloroso con un paso de boca ligero, fresco, seco y delicado; que bien fresquito combina a la perfección con cualquier producto del mar. De hecho, a los largo del mes de junio, se celebra una feria en honor a este manjar líquido que gusta a cualquier paladar.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.