Evasión

Descubren doce lugares cristianos ocultos en Nagasaki

  • La UNESCO los ha declarado Patrimonio de la Humanidad
  • Se trata de diez pueblos, el castillo de Hara y una catedral
  • Se reconocen como testimonio único de una tradición cultural cristiana
Imágenes: 1. Oura Church. Autor: Nagasaki International Tourism and Convention Association/ 2. Interior Oura Tenshu-do Church/ 3. Restos del castillo de Hara. Autor: Kyushu Air Lines/ 4. Pueblo de Egami. Autor: Kyushu Air/ 5. Isla de Hisaka. Autor: Ky
Madrid

La UNESCO ha declarado Patrimonio de la Humanidad doce sitios cristianos ocultos en la región japonesa de Nagasaki. En concreto se trata de diez pueblos, el castillo de Hara y una catedral, construida entre los siglos XVI y XIX, situado en esta región, ubicada al noroeste de la isla de Kyushu.

La organización reconoce estos doce sitios como testimonio único de una tradición cultural alimentada por cristianos de la región de Nagasaki, que transmitieron en secreto su fe durante el período de prohibición del cristianismo en Japón del siglo XVII al XIX. Todos los lugares reconocidos por la UNESCO son testigo de las primeras actividades de los misioneros y colonos cristianos en Japón, desde el primer contacto, la etapa de prohibición y persecución de la fe cristiana, hasta la revitalización de las comunidades cristianas tras el fin de la prohibición de esta religión en el año 1873.

Estos lugares se encuentran en la costa occidental de la prefectura de Nagasaki, donde los misioneros católicos de Europa establecieron sus bases en el siglo XVI, así como en islas remotas de la región a las que emigraron los cristianos ocultos durante la prohibición del cristianismo, que abarcó más de dos siglos en Japón, desde el siglo XVII hasta el siglo XIX. En estos pueblos e iglesias los cristianos practicaron en secreto su fe a pesar de la prohibición del cristianismo y abarcan desde casas de líderes cristianos a cementerios de comunidades cristianas ocultas, y lugares que fueron venerados en secreto como el monte Yasumandake, considerado sagrado por los cristianos, o la isla de Nakae no shima. En esta isla los cristianos que ocultaban su fe realizaban a escondidas una "ceremonia especial de extracción de agua", denominada "omizutori" en la que recogían el agua bendita que se filtraba de las rocas.

Además, entre los pueblos destacados como sitios cristianos ocultos se conservan numerosas iglesias y edificaciones vinculadas con la historia del cristianismo en Japón como el castillo de Hara, el Antiguo Seminario o Escuela Católica de Nagasaki o la Catedral de Oura, de cinco naves, cuya construcción fue dedicada a los 26 mártires de Japón crucificados en 1597.

Religión clandestina

A partir de la segunda mitad del siglo XVI, Nagasaki sirvió como puerta de entrada a Japón para el intercambio comercial con potencias extranjeras y como lugar de establecimiento de los primeros misioneros cristianos que llegaban al país. Esto permitió que la población local conociera la religión cristiana y como resultado, las comunidades católicas se arraigaron aquí más que en ningún otro lugar de Japón. En el siglo XVII, se prohibió el cristianismo y no se permitió que ningún misionero permaneciera en el país. A pesar de ello, algunos católicos de la región de Nagasaki mantuvieron las pequeñas comunidades religiosas por su cuenta, convirtiéndose en cristianos clandestinos.

Durante el periodo de la prohibición del cristianismo en Japón, las comunidades cristianas sobrevivieron ocultas en medio de la sociedad convencional y las religiones principales, budista y sintoísta, consiguiéndose finalmente la aceptación del cristianismo en la sociedad moderna.

Con la apertura de Japón a las relaciones internacionales a mediados del siglo XIX, y el levantamiento de la prohibición a la religión cristiana, el Papa confió a la Sociedad Misionera Extranjera de París la tarea de re - evangelizar el país.

Existen diversas maneras de llegar a Nagasaki. Si se elige el tren, la región se encuentra a 7 horas desde Tokio; a poco más de cuatro horas desde Kioto u Osaka; a 3 horas desde Hiroshima y a 1 hora y 50 minutos desde Fukuoka. Si se opta por el avión, el aeropuerto internacional de Nagasaki está a 1 hora y 50 minutos del aeropuerto de Haneda (Tokio) y a poco más de una hora de los principales aeropuertos del país (Nagoya, Osaka u Okinawa).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

1721
A Favor
En Contra

https://www.youtube.com/watch?v=g426uDNsEYc

Puntuación -1
#1