Evasión

El miércoles del chaleco: la elegancia de Gareth Southgate, un talismán para la victoria

  • Las ventas de este chaleco han aumentado un 35%
  • Se ha convertido en un talismán para esta noche de semifinal
  • El aficionado cambiará la camiseta por la elegancia de un chaleco
Imagen: Reuters
Madrid

Es complejo encontrar estilismos decentes entre los aficionados al fútbol. A pesar de que muchos futbolistas profesionales se han convertido en referentes de belleza, resulta complejo para el aficionado estar medianamente decente con la camiseta, la bufanda o la bubucela a cuestas. Un uniforme poco elegante, pero que llena de orgullo a quien lo lleva, sobre todo el día después de una victoria. Por fortuna, esto ha cambiado en este Mundial 2018. Gareth Southgate, el entrenador de la selección inglesa, ha convertido un chaleco de la marca Marks & Spencer en un talismán que acerque a Inglaterra a la victoria. Las ventas de esta prenda han aumentado un 35%, la prensa británica ha bautizado este día como el 'miércoles del chaleco' y serán muchos ingleses los que esta noche durante la semifinal cambien el atuendo deportivo por la elegancia británica.

Los hombres cada vez más se preocupan por su imagen, en el fútbol también. Atrás quedó la época en donde el entrenador de un equipo tenía por uniforme el chándal oficial. En España hay ejemplos claros como el de Guardiola, Quique Sánchez Flores, el Cholo Simeone o incluso el nuevo seleccionador español, Luis Enrique. En este Mundial 2018, además de Gareth Southgate, han destacado por su estilo los seleccionadores de Bélgica, el español Roberto Martínez, el de Marruecos, el francés Hervé Renard, o el de Arabia Saudí, Juan Antonio Pizzi. Sin embargo, esta es una de las primeras veces que una prenda tan clásica y elegante como un chaleco llega de manera tan clara al aficionado de fútbol.

El diario inglés Daily Star ofreció en su edición del pasado domingo un chaleco recortable de Gareth Southgate, una iniciativa que le permitió agotar la tirada. Además, publicó un vídeo para que sus lectores hicieran su propio chaleco. El diario The Sun tampoco desaprovechó esta oportunidad y publicó una guía sobre cómo poder introducir el chaleco en los estilismos de la vida cotidiana. Y el Daily Mail, por su parte, calculó el precio total del traje oficial de la selección inglesa: 428 libras esterlinas. "El estilo de Gareth parece encontrar eco entre los fans", ha dicho una portavoz de Marks & Spencer, quien asegura además que las ventas del chaleco se han doblado desde el inicio de la competición. "Tenemos bastantes estilos diferentes en stock para que todo el mundo pueda mostrar su apoyo a nuestro equipo el miércoles", puntualiza como alternativa.

El reto histórico que tiene por delante la selección de Inglaterra

La segunda semifinal del Mundial de Rusia, entre las selecciones de Croacia e Inglaterra, rescata de la memoria del fútbol los mejores momentos de dos países que anhelan superar la prueba de este miércoles en el estadio moscovita de Luzhniki. El bando croata celebró hace veinte años, en 1998, su mayor logro en una cita mundialista. Sin embargo, Inglaterra debe viajar todavía más lejos, hasta 1966, para encontrar su momento de mayor inspiración, con la coronación de los legendarios Bobby Moore, Gordon Banks, Bobby Charlton y compañía. Y no llega a unas semifinales desde Italia'90. Una trayectoria mundialista poco fructífera que Inglaterra espera revertir este miércoles y ha tomado un chaleco como talismán. Resulta paradójico que la icónica elegancia británica, poco frecuente entre los más fanáticos del fútbol, haya sido la apelada para que contribuya a la victoria de la selección inglesa.

No hay bien que por mal no venga. Será una buena noticia que además de una cerveza y la canción de Three Lions de fondo -tema no oficial de la selección inglesa para los hinchas-, el kit básico para ver la segunda semifinal de este Mundial 2018 sea vistiendo un traje de tres piezas. Como sentenció Barney Stinson, personaje de la serie Cómo conocí a vuestra madre: "Lección número uno: quítate esa barba, no va bien con tu traje. Lección dos: consigue un traje. Los trajes son geniales". Eso sí, hay que tener cuidado para próximos referentes de estilo: la corbata estrecha a la que está abonado Luis Enrique no es elegante.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado