Evasión

El vestido de Marilyn Monroe o los 'manolos' de Carrie, en tu armario

  • Casas de subastas pujan a precios desorbitados prendas icónicas del cine.
  • El precio de subasta más alto lo obtuvo el vestido negro de Hepburn.
  • Diferentes tiendas 'low cost' clonan los modelos más famosos.
Madrid

¿Quién no ha soñado alguna vez con lucir aquel vestido blanco vaporoso de Marilyn Monroe en la famosa escena del metro de La tentación vive arriba?

Como todo lo que tocan los más icónicos del cine, sus prendas se han convertido en el objeto más buscado y deseado, dignas de coleccionistas. Profiles in History, una de las principales casas de subastas de Estados Unidos, ha vendido prendas como las lucidas por Monroe en Los caballeros las prefieren rubias, Luces de candilejas o Río sin retorno, uno de los vestidos de Vivien Leigh en su papel de Scarlett O'Hara en Lo que el viento se llevó o la túnica de Charlon Heston en Ben-Hur, entre muchas otras, por precios que superan los 3 millones de dólares.

Uno de los casos más famosos es la venta del vestido con el que Marilyn Monroe encaró el famosísimo 'Happy birthday, Mr. President', al entonces gobernante de los Estados Unidos, John F. Kennedy. Uno de los vestidos más icónicos de Hollywood, confeccionado por Jean Louis, que fue vendido por 4,8 millones de dólares la casa de subastas Julien's Auctions.

El broche de oro se lo llevó en 2009 el elegantísimo vestido negro de Audrey Hepburn en Desayuno con Diamantes, actriz considerada icono de la moda del siglo XX. El vestido fue subastado en Christie's por 700.500 euros, el precio más alto en subasta por un prenda confeccionada para el cine.

Dónde encontrarlas

Tener en el armario las prendas más emblemáticas del cine -aunque no la mismas que vistieron sus famosos- ya es posible y no solo para millonarios. Existen páginas web como LookLive que ofrecen un amplío catálogo de series (Glee, Pretty Little Liars, New Girl, Modern Family o The Big Bang Theory ) celebrities o personajes donde se pone a la venta la ropa que han llevado sus protagonistas. En ella se puede encontrar desde un vestido de Ralph Lauren que lleva puesto Robin Wright en House Of Cards y que cuesta 2522 dólares, a unas Converse de Coach (Damian Wayne Jr.) de New Girl que cuestan 55 dólares.

La película de Pretty Woman no solo ha dejado para la posteridad una historia de amor irrepetible, pues además de sus inolvidables protagonistas, el estilismo que Vivian Ward (Julia Roberts) lucía en cada una de las escenas, ha quedado sellado en la mente de todos. En este sentido, la tienda online de Asos protagonizó una de las últimas noticias, cuando sacó a la venta el vestido azul y blanco que lucía la protagonista cuando conoció al rico ejecutivo Edward Lewis (Richard Gere), al módico precio de 183,99 euros. El gigante de Internet, Amazon, también ha sabido jugar sus cartas y sacó a la venta una copia -muy bien conseguida- del ya mencionado vestido blanco de Monroe en La tentación vive arriba, por 80 euros.

Las tiendas físicas también han sabido sacar provecho. Marcas low cost como Zara y Mango, siguiendo el tirón de la ya mencionada Pretty Woman, lanzaron en sus últimas temporadas versiones muy parecidas -y casi exactas en algunos casos- del famoso vestido marrón de lunares blancos de Vivian. El modelo más parecido corre a cargo de Mango, por un precio de 39,99 euros, pero han querido innovar y hacer con el mismo estampado un mono con cuello de pico por 49,99 euros. Por su parte, la tienda de Inditex ha utilizado este mismo estampado en modelos de vestidos, zapatos y monos, que han sido todo un éxito.

No podía faltar en la lista los históricos Hangisi de Manolo Blahnik de Carrie Bradshaw (Sarah Jessica Parker), la protagonista de la afamada serie Sexo en Nueva York y la mujer que extendió por el mundo entero la fiebre de los manolos. Unos stilettos azules con un broche hecho de diamantes en la parte delantera que lució con su singular estilo el día de su boda. Estos zapatos han dado mucho de qué hablar, pues es el diseño más clonado del mundo. Hasta la propia Parker ha hecho uno muy parecidos para su firma SJP. El modelo original tiene un precio 965 dólares, pero la firma británica Marks&Spencer los copió y sacó a la venta por 47 dólares, algo que hizo saltar todas las alarmas y arrancó la controversia.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado