Evasión

10 consejos para mejorar tus entrenamientos de running este verano

Madrid

Por fin el verano ha hecho acto de presencia, pero ha llegado con fuerza y con unas temperaturas bastante elevadas en algunas zonas del país. Para optimizar los entrenamientos de running es importante tener en cuenta algunas claves y consejos.

Correr en verano conlleva algunos hándicaps esenciales. Si el cuerpo no está acostumbrado a darlo todo a altas temperaturas habrá que ir acomodándolo poco a poco. Lo mismo ocurre cuando viajamos a lugares en los que la altitud es considerable. En estos casos el ritmo de carrera se verá afectado, ya que es necesario pasar un proceso de aclimatación a las nuevas condiciones.

No obstante, practicar running en verano es una solución genial para mantener la forma física durante la temporada estival.

Claves para correr en verano

1. Adapta el entrenamiento

Antes de comenzar con tus entrenos de running veraniegos tienes que pararte a pensar un poco en tu forma física. Las condiciones en las que te encuentres deben marcar tus salidas. Si vas a darle una oportunidad al running después de mucho tiempo plantéate sesiones sencillas, en las que aumentes el ritmo de carrera y el tiempo paulatinamente.

2. Presta atención a las temperaturas

El calor y las altas temperaturas no son buenos aliados de los corredores. Por lo tanto, es conveniente evitar las horas en las que hace más sol y el calor es más notable. Esto te ayudará a limitar la posibilidad de sufrir un golpe de calor. No obstante, si has decidido arriesgar (algo nada recomendable) ante los primeros síntomas de golpe de calor debes parar, relajarte e hidratarte.

3. Equípate correctamente

Tu ropa de running de invierno de poco te va a servir en verano. Aléjate de los pantalones de correr largos y abrigados, en pro de ropa técnica, cómoda y ligera. Lo mejor es recurrir a prendas de colores claros, que además sean transpirables y te ayuden a mantener correctamente tu temperatura corporal.

4. La hidratación es esencial

Esto seguro que ya lo sabías, pero tenemos que recordarlo dada su importancia. Si la hidratación durante el entrenamiento es importantísima en invierno, en verano lo es aún más. Asegúrate de que tu cuerpo está lo suficientemente hidratado antes, durante y al finalizar la carrera. Durante el entrenamiento puedes llevar una mochila de hidratación o algún bidón con agua o bebida isotónica.

5. No todo es correr

Para mejorar en el running es importante realizar ejercicios que fortalezcan tus músculos, tanto a nivel de fuerza como de flexibilidad. Además de salir a correr puedes plantearte un entrenamiento en el gimnasio o en exteriores que te ayude a mejorar tu forma física de cara a la carrera. El Yoga o el Pilates son buenas formas de ganar flexibilidad y estirar correctamente todos los músculos.

6. Correr en compañía

Tener un compañero de batalla durante los entrenamientos de verano hace que el ejercicio sea mucho más ameno. Así también te obligarás a salir a realizar tus rutinas deportivas, ya que tendrás un aliciente para ello.

7. La humedad también importa

Además de la temperatura, la humedad también es un factor importante a la hora de correr en verano. A más humedad más dificultad para que el sudor salga del cuerpo correctamente. Esto hace que la sensación térmica aumente, generando sensaciones poco agradables durante el ejercicio.

8. No olvides la protección solar

Aunque no vayas a salir a correr durante las horas de mayor calor, el sol permanece mucho tiempo visible en verano. Por lo tanto, debes usar cremas de protección especialmente indicadas para practicar deporte. Estos cosméticos son resistentes al agua y al sudor.

9. Haz un plan de entrenamiento

Antes de salir a correr revisa todas las condiciones en tiempo real y en función de ellas plantéate un entreno seguro. Quizás debas de bajar la cantidad de kilómetros o esperar un rato para entrenar con mayor seguridad.

10. Disfruta de cada carrera

El verano está hecho para disfrutar así que no te pongas objetivos muy serios y disfruta de cada carrera que lleves a cabo. Si la climatología no acompaña puedes bajar tu ritmo y vivir la experiencia de otro modo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado