Evasión

Boeing presenta su primer avión hipersónico

  • Está previsto que vuele más rápido que el Concorde
  • Es posible que pueda volar en 20 o 30 años

La compañía estadounidense Boeing presentó la semana pasada, durante las conferencias del Instituto Americano de Aeronáutica y Astronáutica de Atlanta, su primer concepto hipersónico de transporte de pasajeros. Está previsto que este avión vuele a una velocidad Mach 5, más rápido que el viaje supersónico logrado por el Concorde, que voló a Mach 2 -la velocidad del sonido es Mach 1-.

El concepto de este avión de pasajeros, explica la multinacional en comunicado, podría tener aplicaciones militares o comerciales: "este es solo uno de varios conceptos de vehículos hipersónicos que abarcan una amplia gama de posibles aplicaciones que los ingenieros de la compañía están estudiando". Boeing está trabajando para desarrollar una tecnología que le permita posicionarse en un buen lugar para el momento en que los clientes y los mercados estén listos para cosechar los beneficios del vuelo hipersónico.

"Estamos entusiasmados con el potencial de la tecnología hipersónica para conectar el mundo más rápido que nunca", dijo Kevin Bowcutt, técnico superior y científico en jefe de hipersónicos. "Boeing está construyendo sobre una base de seis décadas de trabajo en el diseño, desarrollo y vuelo de vehículos hipersónicos experimentales, lo que nos convierte en la compañía adecuada para dirigir el esfuerzo de llevar esta tecnología al mercado en el futuro".

Aunque Bowcutt no puede especular cuándo será una realidad el vuelo hipersónico para viajes globales, dice que es posible que un vehículo de pasajeros hipersónico pueda volar en 20 o 30 años. El concepto, junto con otras visiones del futuro de Boeing, estará en exhibición en el espectáculo aéreo de Farnborough en julio.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.