Una escapada de descanso y relax con aires filipinos en el corazón de La Alcarria

Por Evasión | 18/08/2015 - 12:51

Ahora que aprieta el calor cosa mala y casi toda España está disfrutando de las merecidas vacaciones de verano en alguna playa abarrotada, los que estamos en Madrid tenemos dos opciones: deprimirnos mirando las fotos del Facebook del vecino haciendo el selfie en Formentera, o aprovecharnos de que somos muchos menos para disfrutar a nuestras anchas de todo lo que en invierno es un caos de estrés, tráfico y prisas.

Y, para los más listos, existen planes irresistibles a tan solo 1 hora de casa. Como hacerse una escapada a Niwa Hotel & Spa (www.hotelspaniwa.com ), un Hotel Boutique pensado para la desconexión total, el descanso y el relax en cualquier época del año, con spa completo, masajes y tratamientos a la carta ejecutados por expertas terapeutas filipinas, jardín de palmeras, y 10 impecables habitaciones llenas de luz a las que no les falta el más mínimo detalle (flores frescas, bombones, fruta emplatada, amenities, agua mineral sin cargo, y, quizás, las camas más cómodas del mundo después de la Heavenly Bed del grupo hotelero Westin).

Niwa suena a chino, pero relamente significa 'jardín' en japonés. Su propietaria y Directora, Ana Bedoya, quiso bautizar a su casa- negocio haciendo honor a su tierra, Brihuega, conocida como 'el jardín de la Alcarria'. Niwa se convierte así en un bello y relajante oasis dentro de otro oasis, como lo es la hermosa localidad briocense, pueblo de origen celtíbero que ofrece al afortunado visitante excelentes e inesperadas oportunidades de ocio, tanto en su núcleo poblacional como en sus inmediaciones, además de una irresistible oferta cultural y gastronómica que ha cautivado y enamorado a muchos.

Qué hacer en el Niwa Hotel & Spa

Apagar el móvil. Calzarte las chanclas y el albornoz (cortesía del hotel), y poner rumbo al Spa. Aquí es recomendable tomarse el tiempo necesario para olvidarse de todo lo malo bajo los poderes del agua a presión. Ratito en la sauna, otro ratito en el baño turco. Cerrar los ojos. Respirar hondo... Pileta de agua fría para tonificar hasta las ideas. Ducha escocesa. Piscina termal. Otra sesión de chorros subacuáticos. Unos largos en la piscina y listos para entregarnos en cuerpo y alma a un buen masaje.

Ahora llega el dilema: ¿Cuál elijo? (hay aproximadamente 28 masajes y tratamientos diferentes, a cuál más apetecible). Puedes irte a los clásicos (masaje relajante, descontracturante, sensitivo, masaje a cuatro manos), o a los que utilizan técnicas orientales como el Shiatsu, combinado Shiatsu-Sueco, o el famoso filipino Hilot (ritual de belleza y salud imprescindible en Filipinas, que consiste en cubrirte el cuerpo entero con aceite de coco virgen y masajear cada centímetro de piel con hojas de plátano calientes, hasta hacer que levites de placer. Mi parte favorita es el masaje de pies con palillos de ratán, un chute de bienestar que te dejará el sistema inmunológico como nuevo durante días).

Pero estando en la provincia de la miel por excelencia, no podía faltar el tratamiento estrella de la casa: el Capricho de Miel de la Alcarria, un masaje corporal y facial con miel de la Alcarria que hidrata, nutre y estimula el metabolismo de la piel, dejándola tan suave como cuando eras un bebé. Tampoco debes irte sin probar el Masaje de Pindas Aromáticas de Lavanda, que rinde homenaje a otro de los 'frutos' de esta tierra, conocida como 'La Provenza española' por sus majestuosos campos de lavanda, espliego y lavandín (un espectáculo verlos en flor -y olerlos- durante los meses de julio y principios de agosto).

A todo lo dicho, los que buscan lo último en tratamientos de belleza se harán incondicionales con los Packs Cuerpo 10, específicos antiaging, drenantes, anticelulíticos y reductores, con nombres tan sugerentes como 'Que no te pille el toro', 'Porque yo lo valgo', 'Detox Exprés', 'Bye-Bye celulitis' o 'Piel de terciopelo'.

Brihuega (Guadalajara)

Imposible irse de Niwa sin visitar Brihuega, villa amurallada que rodea el Valle del Tajuña en uno de los paisajes más espectaculares de La Alcarria.

Gran desconocida para muchos, esconde importantes tesoros forjados a través de la historia de celtíberos, romanos, visigodos, árabes, judíos, cristianos, borbones, republicanos.

Brihuega, conocida en época de los celtíberos como Brioca y después bautizada como Castrum Brioca (castillo sobre la roca) por los romanos, también fue conocida como 'la pequeña Toledo' en la España medieval, conviviendo en ella de manera pacífica las tres culturas: cristianos, judíos y musulmanes. Fue donada a los Arzobispos de Toledo por Al-Mamún que, convertido en rey tras la conquista de Toledo, les donó la villa y la convirtieron en punto de paso de los principales personajes de la época, como el rey Alfonso VI. Brihuega pasó a ser lugar principal, a la altura de Illescas, Alcalá de Henares o Talavera de la Reina, y buena muestra es su Patrimonio.

Brihuega no deja indiferente a nadie, empezando por grandes de la literatura como Ernest Hemingway, que en su época de corresponsal de guerra, durante la famosa Batalla de Brihuega de finales de marzo del 37 (primera en la que el fascismo cayó derrotado por el ejército republicano, que venció heroicamente a los militares italianos de Mussolini que seguían órdenes de Franco), escribió : "Este corresponsal que ha estado estudiando la batalla durante cuatro días, revisando las posiciones sobre el terreno, con los comandantes que la dirigieron y los oficiales que lucharon en ella, y siguiendo las huellas de los tanques, declara rotundamente que Brihuega tendrá un lugar en historia militar junto a otras batallas decisivas en el mundo"; el escritor y periodista vasco Manu Leguineche, quien vivió allí hasta su muerte, dedicando a su 'pueblo adoptivo' obras maravillosas como La felicidad de la tierra y El club de los faltos de cariño; o a Camilo José Cela, que dejó testimonio de su admiración por estas tierras alcarreñas en su Viaje a la Alcarria.

Posee uno de los conjuntos monumentales más importantes de Guadalajara, y fue declarada Conjunto Monumental Histórico-Artístico en 1973 por su precioso Casco Antiguo. Durante tu visita, podrás disfrutar de su Muralla, Arcos y Puertas medievales, las Iglesias románico-góticas de Santa María de la Peña, San Felipe y San Miguel, las Cuevas Árabes, la Real Fábrica de Paños de Carlos III, el Castillo de la Peña Bermeja, el Convento de San José , la Real Cárcel de Carlos III (hoy sede de la Oficina de Turismo), el Lavadero Municipal (aún funcionando como tal), y la Fuente de los Doce Caños (sobre la que, cuenta la leyenda, toda la que beba de sus 12 caños encontrará novio), el Parque de María Cristina, el Convento de las Jerónimas, el Torreón de San Felipe, la Plaza de Toros, y disfrutar de lo mejor de la despensa castellano-manchega en restaurantes de renombre como Quiñoneros, La Posada de Jorge, El Tolmo o La Peña Bermeja (su terraza con vistas al castillo es espectacular en verano).

Brihuega también presume de Museo, quizás el más original que hayas visitado en tu vida: el Museo Mundial de Miniaturas del Profesor Max. Anótalo en tu agenda viajera porque es un must-visit que alberga la colección privada de miniaturas del Profesor Max, cuyo nombre real era Juan Elegido Millán, reconocido médico y mago a nivel mundial especializado en hipnosis, único capaz de hipnotizar por teléfono. Aquí podrás ver la casita de muñecas más pequeña del mundo (récord Guiness), la pajarita de papel más pequeña que hizo Miguel de Unamuno, La última Cena de Leonardo da Vinci pintada a mano en un grano de arroz, Las Siete Maravillas del Mundo pintado en una lenteja, una frase escrita en el canto de una hoja, dos cabezas de jíbaro, o 21 banderas y el globo terráqueo pintado en la cabeza de un alfiler, entre otras cosas increíbles. Por si esto fuese poco, su propietario, Javier Elegido, sobrino del Profesor, podrá hacerte una demostración de sus grandes dotes para practicar la hipnosis, heredadas desde niño Alfonso VI. Brihuega pasó a ser lugar principal, a la altura de Illescas, Alcalá de Henares o Talavera de la Reina, y buena muestra es su Patrimonio.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0



Evasión en Twitter