Naútica

Hombres millonarios del sector financiero: así es el usuario de un jet privado

No seríamos capaces de entender el mundo del lujo sin ciertas extravagancias poco accesibles para el común de los mortales. Este es el caso de los aviones privados, aunque en muchas ocasiones su uso se debe más a una necesidad que a un capricho. Un jet privado permite a su propietario reducir tiempos, colas, esperas y plazos a la hora de abordar cualquier viaje, sea de negocios o de placer. Pero ¿quién puede permitirse un avión privado?

El informe The Jet Traveler 2018 revela cuestiones esenciales para entender las tendencias en cuanto a aviones privados. A través de este informe se ofrecen claves sobre la perspectiva global en este sector y el perfil de los usuarios. El avance de las nuevas tecnologías parece que se está convirtiendo en algo esencial, a través de aplicaciones móviles es mucho más accesible el acceso a los vuelos privados en alquiler. De hecho, la revolución parece estar en el alquiler de aviones privados y no en la compra.

Tener en tu poder un jet privado tiene requiere una inversión económica importante. El propietario paga una fortuna tanto por el avión como por su mantenimiento. Según el informe, los propietarios de aviones privados en su mayoría se dedican al mundo de las finanzas y tienen un gran patrimonio, el 35% superior a los 500 millones de dólares. Y en su mayoría son hombres mayores de 60 años.

Según los datos aportados en el informe Jet Traveler 2018, las ventas de aviones privados en el mundo siguen siendo rentables, pero a esta opción se une la posibilidad de alquilar un jet privado, que también está ganando adeptos a lo largo y ancho del planeta.

Alquiler de aviones privados

El incremento de aplicaciones móviles y sitios web especializados en viajes en aviones privados ha posibilitado que muchos usuarios apuesten por esta opción y no por la compra del jet. De hecho, cada día se unen más usuarios a los programas de aviación privados, que encuentran una alternativa más rápida y sencilla para planear sus vuelos. También suelen ser personas dedicadas al mundo de los negocios y las finanzas.

Aplicaciones como VistaJet o PrivateFly ofrecen a sus clientes la posibilidad de reservar un vuelo exclusivo en unos pocos pasos. Además, la inmediatez es uno de los puntos fuertes de estas compañías. Según PrivateFly, en lo que llevamos de 2018 el tiempo más rápido desde la consulta y reserva hasta la salida del vuelo fue de unos 75 minutos. Esto significa que el usuario del servicio no tiene que esperar apenas para preparar su viaje.

La ruta más demandada por los usuarios de esta compañía es la que une Londres y París. Volar con PrivateFly en un jet privado de 6 plazas de Londres a París y viceversa tiene un precio de 7.800 euros. En Estados Unidos, la ruta más popular es la que une Nueva York y Washington, con más de 5.000 vuelos privados al año.

Según el informe de Private Fly el 72% de los pasajeros que viajan en avión privado de forma convencional son hombres, con una media de edad de 39 años. Gracias al aumento de plataformas digitales de reserva de vuelos exclusivos, la accesibilidad es mayor. Esto permite que los clientes más jóvenes se conviertan en pasajeros de estos viajes de lujo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado