Naútica

La estrategia de la NASA para conseguir el primer avión supersónico

Catorce años después de que el Concorde volase por última vez, la industria aeronáutica ha reactivado la búsqueda por conseguir el próximo avión que surque los cielos a una velocidad supersónica. La Nasa también está apuntada en esta carrera y este es su plan: el primer vuelo, en 2022.

Por primera vez en décadas, el equipo aeronáutico de la NASA está avanzando con la construcción de un avión supersónico pilotado: el NASA X-Plane. Un prototipo diseñado desde cero para volar más rápido que el sonido, con lo último en tecnologías silenciosas supersónicas y con el objetivo de "proporcionar datos cruciales que podrían permitir el viaje aéreo comercial de pasajeros supersónicos por tierra", explica la NASA. Así este avión sobrevolará varias ciudades de EEUU, todavía no reveladas.

La confianza de la NASA en este programa está impulsada por sus últimos resultados en túnel de viento, y en las herramientas avanzadas de simulación de computadora. "Estudios recientes han investigado métodos para mejorar la eficiencia aerodinámica de las alas de aviones supersónicos, y han tratado de comprender mejor la propagación de la explosión sónica a través de la atmósfera", explica la agencia.

Así es la estrategia de la NASA

- 2019: la NASA llevará a cabo una crítica revisión del diseño de la configuración de este avión que de ser exitosa permitirá que se complete la construcción y el ensamblaje final.

- 2021: Construcción de la aeronave en las instalaciones Skunk Works de Lockheed Martin, en Palmdale. Comienzo de una serie de vuelos de prueba para demostrar que el avión es seguro para volar y cumple con todos los requisitos de rendimiento de la NASA. 

-2022: vuelo del X-Plane en sobre las instalaciones de la NASA para demostrar que la tecnología supersónica silenciosa funciona como fue diseñada.

- 2023 a 2025: Primeros vuelos de prueba sobre la población civil.

El próximo avión supersónico de la NASA

La configuración del X-avión se basará en un diseño preliminar desarrollado por Lockheed Martin en virtud de un contrato adjudicado en 2016. El avión propuesto tendrá 28,6 metros de largo con una envergadura de 9 metros y tendrá un peso de despegue de 14.600 kilos. 

Según los datos de la investigación, el X-plane a una altitud de crucero de 55,000 pies alcanzará velocidades de Mach 1.42. Su velocidad máxima será Mach 1.5. El motor del avión es General Electric F414, el motor utilizado por los aviones de combate F/A-18E/F.

Un solo piloto estará en la cabina. Y está previsto que Jim Less, de la NASA, vuele en el avión X después de que los pilotos de Lockheed Martin hayan completado los vuelos de prueba iniciales para asegurarse de que el diseño sea seguro para volar. "¡Un X-avión supersónico tripulado!" Dijo Less, ansioso por poner sus manos en los controles. "Probablemente esta sea una oportunidad única en la vida para mí". Estamos todos muy emocionados ".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado