Se77antasette, una nueva embarcación para el siglo XXI

Por Evasión | 6/10/2017 - 13:38

El fabricante náutico italiano Benetti, en asociación con el galardonado diseñador internacional Fernando Romero, ha presentado durante el Monaco Yacht Show el innovador yate Se77antasette. Un concepto que "encarna el espíritu de Benetti de la innovación, el diseño, la tecnología y la artesanía".

Este trabajo rompe con la tradición del diseño de yates y adopta una figura de líneas fluidas que se combinan con estructuras complejas inspiradas en el hábitat marino y que crean conexiones armoniosas entre todas las cubiertas. "Esta unión dinámica entre cubiertas crea un solo cuerpo que parece tallado en la estructura del barco, ofreciendo proporciones espaciales originales que realzan la estrecha relación entre la naturaleza y el mar", sentencia la compañía.

El diseñador Fernando Romero, por su parte, comentó: "Las líneas sinuosas y espacios contiguos han engendrado un ecosistema de programas y conectividad. Esta extraordinaria colaboración ha permitido que FR-EE y Benetti fusionaran con éxito nuestra experiencia colectiva para realizar un superyate de última generación, una nueva embarcación para el siglo XXI".

La zona central de la embarcación, con un espacio de doble altura en el corazón de la nave y un enlace visual entre cada cubierta, se abre para crear un espacio multiuso. Así, dependiendo del fin, puede ser: un salón, un comedor abierto para el desayuno con toda la familia, una sala de proyección, un teatro o en una pista de baile con una bola de discoteca y una mesa de DJ.

La suite principal en el Se77antasette, situada en la zona delantera de la cubierta principal, es un apartamento de 100 metros cuadrados equipado con despacho, una cama grande, un vestidor y un baño de mármol. También goza de un espacio al aire libre de 140 metros cuadrados. El resto de camarotes se dividen en dos cabinas VIP, con vestidor y cuarto de baño, y cuatro cabinas de invitados que están en la cubierta inferior.

Esta adaptabilidad también se aprecia en al zona de popa. El Se77antasette se transforma en una terraza frente al mar que invita al descanso y la relajación. Pero también se puede utilizar como un gimnasio o un lugar para trabajar en un ambiente relajado. "Diseñado para satisfacer las necesidades del empresario, el yate también se presta a la realización de negocios donde el propietario puede organizar eventos, presentaciones o reuniones privadas", relata.

En la cubierta superior, este megayate cuenta con un observatorio. Un espacio escondido y más íntimo de 8,5 m de longitud y cubierto por losas de vidrio de en las que se han realizado severas pruebas de esfuerzo para garantizar su resistencia.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter