Un crucero por el Caribe de siete días para hacer dieta

Por Evasión / Bloomberg | 18/04/2017 - 9:32

La compañía estadounidense Weight Watchers International, proveedora servicios para el control del peso, está organizando un crucero de siete días por el Caribe que combata la obesidad del pasaje. El viaje, organizado para el mes de mayo, se realizará a bordo del buque MSC Divina -4.300 pasajeros- y zarpará desde Miami. El precio ronda los 1.000 dólares por billete.

El vicepresidente de productos, licencias y comercio de Weight Watchers International, Ryan Nathan, cuenta que no se trata de un campamento para adelgazar y que la compañía no establecerá metas.

El objetivo de este crucero es tan solo abandonar los tradicionales excesos que acompañan a unas vacaciones y apostar por dormir bien, hacer más ejercicio y examinar más opciones de menú, con almuerzos y cenas más equilibradas. "Es natural que hagamos este esfuerzo para mostrar a nuestros miembros: oye, puedes divertirte y tomar una buena comida", indica Nathan. "Y no tienes que sentir que la dieta es privación."

Esta nueva propuesta de Weight Watchers International, de la que la artista Oprah Winfrey posee cerca del 15% de sus acciones, se inserta en el nuevo enfoque de negocios que instauró la compañía en 2015 y que consiste en la campaña 'Beyond the Scale' que ayuda a los clientes a cambiar su mentalidad de pérdida de peso hacia una filosofía que reflexione sobre la salud en general.

Además, el crucero es también una herramienta de marketing eficaz para una empresa que cotiza en bolsa y que ha buscado repetidamente reinventarse en medio de las vicisitudes de los mercados de equidad y pérdida de peso.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter