Gourmet

'Los monjes de Heineken y Carlsberg' vuelven a fabricar cerveza después de 200 años

La marca de cerveza Grimbergen actualmente está producida por Heineken Alken-Maes y es vendida en el extranjero por Carlsberg. Sin embargo, su origen reside en un grupo de monjes belgas de la abadía de Grimbergen que hace más de 200 años dejaron de producir esta cerveza por culpa de las guerras revolucionarias francesas de finales del siglo XVIII. Actualmente, un grupo de 20 monjes de esta abadía se ha puesto a buscar la receta de Grimbergen para comenzar a producir la cerveza original de nuevo.

Los hombres de Grimbergen Abbey comenzaron a hacer cerveza en 1.128 pero se detuvieron en 1.797 cuando los franceses se hicieron cargo del lugar y lo vendieron. Sin embargo, con el tiempo algunas de las marcas de bebidas más grandes del mundo recuperaron el vacío que dejaron las cervezas Grimbergen. Así, en 1958 se llegó a un acuerdo para que la cervecería Belgian Maes utilizara su marca, y hoy la cerveza es producida por la cervecería Alken-Maes para bebedores belgas y por una cervecería propiedad de Carlsberg para los mercados extranjeros.

Erik de Sutter, abad de Grimbergen Abbey

Ahora, más de 200 años después, los monjes de Grimbergen Abbey están elaborando un plan para crear su propia microcervecería y comenzar a producir sus propias cervezas para vender junto con las otras Grimbergen del mercado. "Queremos construir una microcervecería, a pequeña escala y vinculada con la tradición, en el sitio donde estaba la fábrica de cerveza antes de la Revolución Francesa", dijo el subprior Karel Stautemas. Alken-Maes y Carlsberg apoyaron el proyecto, agregó.

La decisión de volver a producir cerveza desde la abadía se debe a que muchos de los turistas de hoy en día que visitan Grimbergen Abbey se interesan por saber por qué dejaron de producir la cerveza. "Todos los días recibimos visitantes que preguntan dónde está la fábrica de cerveza. Y si vienes del extranjero, no entienden que no la elaboremos. Así es como la idea de restablecer esa tradición ", explicó Karel Stautemas al diario británico The Guardian.

A pesar de la intención, la vuelta de esta cerveza está siendo más compleja de lo que pudiera parecer porque los monjes están tratando de encontrar la receta original entre los libros de la biblioteca de la abadía. Cuatro investigadores voluntarios han pasado un año investigando los 35.000 libros y archivos que se conservan en la biblioteca y los archivos de la abadía flamenca, pero todavía no han encontrado la receta original. "No es un trabajo tan fácil tampoco, porque esos textos están en holandés antiguo. Pero hay buenas esperanzas de que la receta aparezca", dijo el subprior al mismo medio.

Además, la abadía aún necesita completar un estudio de factibilidad y obtener aprobaciones y licencias seguras, pero se espera que la nueva Grimbergen se presente en 2020. "Cómo será exactamente esta cerveza todavía no lo sabemos, pero los gustos de antes y ahora han cambiado. No obstante, esta será una cerveza del siglo XXI", sentenció Karel Stautemas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias

Moe
A Favor
En Contra

Cruzcampo lleva mucho más tiempo intentándolo sin éxito...

Puntuación 5
#1