Gourmet

El delicioso tiburón martillo, víctima del elitismo gourmet del gigante asiático

El tiburón martillo es una especie que en las últimas décadas ha visto drásticamente mermada su población en océanos de todo el mundo. La razón principal es la sopa de aleta de tiburón, considerada un símbolo de estatus social en Asia y al que México contribuye siendo el principal exportador a nivel mundial. El biólogo Juan Carlos Cantú ha explicado que México es responsable del 60 % de las exportaciones de aleta de tiburón martillo, con China como principal país demandante.

El tiburón martillo es la especie más codiciada y perseguida por los pescadores, tanto legales como furtivos, de todas las especies de tiburón que habitan el planeta. En el caso de China, la sopa de este tiburón obedece a una cuestión cultural, ya que científicamente no se le atribuyen propiedades especiales o curativas y su sabor es insípido. El estatus que históricamente ha conferido a la aleta la sociedad asiática la han convertido en el principal motivo de aniquilación del escualo. "Era algo que se daba mucho en las grandes esferas de la sociedad, consumir sopa de aleta en ciertas ceremonias o eventos de gobierno es una cuestión de estatus", aseguró el director del programa Defenders of Wild Life en México.

El problema con la población de esta especie se agravó en las últimas décadas, cuando produjo un crecimiento económico en Asia y "la gente que podía tener acceso a este tipo de comida aumentó", y con ella la caza despiadada de la especie. "Se dijo en algún momento que hasta 73 millones de tiburones eran capturados anualmente con destino a Asia", apuntó el director del programa.

Lo que ocurre en México, y que contribuye al deceso drásticos de ejemplares de tiburón martillo, es que existe una pesca dirigida específicamente a los tiburones, algo que no se da en la mayoría de países, donde son atrapados de manera accidental, interfiriendo en otras pescas. El experto Juan Carlos Cantú aseguró que "es muy difícil controlar la pesquería de los tiburones. Siempre hay una posibilidad de que haya una sobrepesca, por lo menos en México los permisos que se dan para la pesca de tiburón no hay un límite de especímenes".

Además, una característica especial de este tipo de tiburón y que explica la sobrepesca es que le gusta congregarse, por lo que una red kilométrica puede apresar a muchos de ellos de una sola vez."No solo se están capturando hoy día a los adultos, sino a los juveniles, a los adultos jóvenes e incluso las hembras preñadas son capturadas", abundó. También, "este tipo de tiburón tiene un sistema de reproducción que lo hace muy vulnerable". No tienen mucha actividad y nacen 20 crías en algunos casos, pero además se reproducen un año y al siguiente no, algo que dificulta aún más un nuevo amanecer para la especie.

En este sentido, acabar con ese vergonzoso primer lugar de México es muy difícil, ya que "hay muchísimos pescadores que no cumplen con las reglas, las autoridades mismas no hacen cumplir las reglas y hay una cantidad de pescadores ilegales que representan entre el 50 y 60 %", indicó. Si este sistema continúa llevaría a una especie que tiene cientos de millones de años habitando los océanos a la extinción total.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias