Cinco carnes exquisitas y carísimas y los restaurantes en los que degustarlas

Por María Sempere | 13:16 - 4/01/2018

La gastronomía de alto lujo se caracteriza por sus elevados precios. Los motivos son varios, el cliente premium paga por el prestigio del restaurante donde acude, por la fama del chef encargado de elaborar los platos y por la calidad de los productos consumidos.

La carne, es sin duda uno de los productos preferidos por los chefs de renombre para elaborar sus platos, pero no sirve una carne cualquiera. Los jefes de cocina utilizan en sus creaciones carne de la más alta calidad, lo que contribuye a la exquisitez del plato.

L as carnes más caras y los lugares donde se pueden probar

Wagyu Tenderloin

El Wagyu es una raza bovina procedente de Japón que destaca por su altísima calidad. Por 295 dólares, el restaurante Prime ubicado en Sydney, Australia, la sirve como Wagty Tenderloin, y como su nombre indica destaca por su ternura.

El animal del que procede la carne se alimenta de forma totalmente natural mediante granos. El restaurante donde se sirve es tan prestigioso que la carne solo se elabora para él, por lo que comer un bocado de este exquisito producto se convierte en una experiencia única en el mundo.

Wagyu Kobe Steak

De la misma raza bovina que la anterior, en Dallas se ofrece un filete de cerca de 200 gramos por un precio de casi 150 dólares. El lugar es el famoso restaurante Nobu.

La presentación de este plato también es única ya que se puede cocinar en la misma mesa en la que se instalan unas parrillas. Así el cliente puede hacerlo a su gusto y en el punto que desee. La carne se presenta con guarnición de verduras y se frecen salsas para acompañarlas, aunque no tiene sentido utilizarlas en una carne de tan alta calidad, ya que camuflarían su increíble sabor.

Selección Especial de Kobe

En el prestigioso restaurante Renga-Tei Streak, ubicado en Kobe, Japón, de donde es originaria esta deliciosa carne, se ofrece un filete de más de 150 gramos por 246 dólares.

Por si fuera poco, la carne va a acompañada de salmón ensalada y postre. El filete está elaborado a la parrilla pero mediante un método japonés que consiste en cubrir la carne con un fino trozo de papel que incrementa su sabor.

Wagyu Kobe Rib Eye Cheesesteak

Este plato se sirve en el Restaurant Barclay Prime, en Filadelfia y se basa en la combinación de carne de Kobe de alta calidad con queso.

Además del queso, el plato lleva foie gras y trufas y se presenta con un pan especial para la ocasión. Está deliciosa combinación cuesta 100 dólares e incluye una copa de Dom Perignon.

Wagyu Sirloin

Esta increíble carne se ofrece en un destino sinónimo del más alto lujo y la exclusividad, Dubái. Este filete pesa casi 300 gramos y cuesta cerca de 200 dólares. Se sirve en el restaurante Al Muntaha, ubicado a más de 200 metros en el hotel 5 estrellas Burj Al Arab. No es la única modalidad de Wagyu que ofrece el restaurante, por lo que el cliente vip puede elegir la que más le guste.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 2

1
05-01-2018 / 02:06
francisco
Puntuación -1

Laplebe,sigue consumiendo carnes de Chernobil y clembuterol a mansalva,de todas las carnes que nos venden nuestras carnicerìas,que por o,50 centimos de Euro por kilo,nos meten cualquier porquerìa.

Los consumidores,mirando la pela.-.

2
05-01-2018 / 11:52
ppppp
Puntuación -1

creo que en este articulo faltan muchas carnes mucho mejores de las que citais. Carnes de Galicia, Asturias, Pais Vasco, Avila y etc etce que habra por la geografia española. Dejaros de snobismos y no hagais "PROPAGANDA" de todas estas carnes que no son para tanto....

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter