Las pastelerías más lujosas de Nueva York

Por María Sempere | 12:30 - 2/12/2017

Nueva York es una ciudad muy cosmopolita que destaca en muchas facetas. En ella conviven personas de todo tipo de procedencia y estilos. Por ello, la ciudad reúne servicios y locales adaptados a cualquier cliente, sean cuales sean sus gustos y su capacidad adquisitiva.

Por otro lado, es cierto que en Nueva York hay un amplio sector de la población con altas posibilidades económicas, que consideran la ciudad como lugar de elegancia y sofisticación. En ese sentido solo hay que visitar la 5ª Avenida para ver todo el lujo de las grandes firmas mundiales de moda y complementos.

Pero Nueva York es mucho más que moda. Son muchos sus locales gastronómicos, como restaurantes y cafeterías, con servicios únicos y destinados al cliente más exigente. Estos locales se suelen especializar en determinados productos, incrementando aún más su valor, y haciendo que crezca su demanda entre ese perfil de visitantes. Si hablamos de la última moda en locales de lujo en la Gran Manzana, estos son sin duda las pastelerías y tiendas especialistas en dulces y caramelos. En ese sentido, Nueva York reúne algunas de las pastelerías más lujosas del mundo

Las pastelerías neoyorquinas más sofisticadas

1. Dylan's Candy Bar

La creadora de esta empresa es nada menos que la hija de Ralph Lauren, así que se entiende perfectamente el éxito cosechado de esta tienda especializada en caramelos gourmet entre los clientes premium de la ciudad.

Tienen todo tipo de dulces y su local destaca por su gran explosión de colores y sabores. Se puede encontrar en él cualquier variedad de caramelo, eso sí, el precio será muy alto.

2. Minamoto Kitchoan

Aunque siempre se haya relacionado más los pasteles y tartas con países como Francia, hay una cadena de alto lujo especializada en estos productos que proviene de Japón, se trata de la pastelería de Minamoto Kitchoan, que tiene otros 40 locales de lujo en Nueva York y muchos más repartidos por el mundo.

Cada año se suele crear un producto dulce único que es adorado por los clientes más exclusivos a los que no les importa pagar su elevado precio. El pasado año el producto estrella fue una flor de loto elaborada con melocotones orgánicos. La carta dispone solo de 24 pasteles distintos, eso sí, de altísima calidad.

3. Sockerbit

Para los amantes de los dulces de otra procedencia, esta tienda es su favorita. Se trata de una empresa especializada en caramelos típicos de países nórdicos, como Suecia o Dinamarca, y que nada tienen que ver con los dulces americanos. A tenor por el incremento de sus ventas, está gustando mucho entre los golosos más Vip.

4. Sugarfina

No hay cliente que compre en la 5ª Avenida que no adquiera algunos de los productos de esta firma de alto lujo en pastelería. Hay caramelos tan sibaritas como osos de goma elaborados con el mejor champán o vino de la más alta calidad. Si se quiere comprar allí, hay una espera considerable. Crea dulces propios, que por lo visto están riquísimos ya que la propia compañía de Facebook los compra todos los años para incluirlos en sus cestas navideñas.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter