Uno de los mejores vinos rosados del mundo, creado por Chivite y Arzak

Por Cecilia Moya / elEconomista | 9:59 - 9/10/2017

El vino Chivite Las Fincas está entre los 10 mejores rosados del mundo, elegido en el ranking TOP Ten Food Friendly Rosé de la prestigiosa revista Decanter.

La crítica Fiona Beckett realiza esta selección de los mejores rosados para acompañar los platos veraniegos y destaca la versatilidad de los vinos rosados que se elaboran en la actualidad.

Beckett señala que Chivite Las Fincas es un vino dedicado al prestigioso chef Juan Mari Arzak, y afirma que es un rosado gastronómico. "Limpio, fresco, incisivo, con una acidez deliciosa", destaca Beckett.

Para los amantes de los rosados con personalidad, Chivite Las Fincas se ha convertido en un esencial, ya que reúne el talento de dos familias: Chivite y Arzak.

El proceso de elaboración que lleva a cabo este singular vino es por el método de sangrado tradicional después de una breve maceración que permite la extracción de la fracción aromática y conservar así su característica finura. Luego ,tiene una fermentación a baja temperatura durante 21 días aproximadamente en depósitos de acero inoxidable y crianza sobre una selección lías en depósito.

De esta tercera añada se han elaborado 120.000 botellas de 75 cl. (9,9 euros) y una edición limitada de 1.200 magnum. Este vino está acogido a la IGP Vino de la Tierra 3 Riberas. Las variedades Garnacha y Tempranillo con que se ha elaborado proceden de viñedos cultivados en el norte de Navarra, bajo la influencia de los climas atlántico y continental. El vino está recomendado para tomar entre 10º y 12º y es perfecto para acompañar con arroces, barbacoas, carnes blancas, mariscos, pescados y ensaladas.

El elegante diseño de la botella y su color rosa pálido son otras de las características que lo posicionan como objeto de deseo para los amantes del vino. Tiene un aroma intenso, muy frutal y con un delicado final floral.

Cómo nace 'Chivite Las Fincas'

La idea de crear este rosado surge de la relación entre las familias Chivite y Arzak, que comenzó hace muchos años, y de las tertulias y los momentos que han pasado juntos alrededor de una buena mesa y un buen vino.

Con todo eso, además de las tendidas conversaciones, encuentros y desencuentros, estas dos casas arroparon la idea de hacer un vino, mano a mano, que sirviera al mismo tiempo como homenaje al saber hacer de una saga, los Arzak.

Con esta nueva renferencia, el Grupo Chivite ha conseguido mejorar su posicionamiento como marca líder elaboradora de vinos rosados desde hace más de 35 años.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter