Cachivache, una fórmula maestra de la perfecta taberna del siglo XXI

Por Ana Marcos | 17/05/2017 - 9:50

A simple vista, no deja de ser una moderna taberna de las que han inundado Madrid este último lustro y cuya cocina suele ser dudosa, en la mayoría de los casos. Pero se desvela como todo lo contrario. Cachivache es uno de los refugios gastro más en boga de la ciudad desde que lo inauguraron en 2013 y un lugar imprescindible para comer a buen precio.

Los hermanos Javier (cocina) y Paco Aparicio (sala) lo tuvieron claro: "hacer taberna" en el siglo XXI y de forma honesta. Hoy, Cachivache es un referente en cocina de mercado donde se cuida el producto, en una carta que varía con frecuencia y con nutridas sugerencias del día. El local, de animado ambiente, no tiene grandes comodidades. Un espacio a la entrada con barra, mesas altas y algunas otras convencionales; al fondo, un comedor sin ventanas, más formal aunque con ese estilo desenfadado y actual que posee el establecimiento.

Abierto todos los días de 13 a 1 de la madrugada, es el lugar idóneo para disfrutar de un aperitivo sin prisas, almorzar o cenar, tomar una copa con los amigos, picar algo entre horas... El logro es que todo está bueno y tiene un toque original. Javier Aparicio combina a las mil maravillas técnicas actuales con propuestas más atávicas para lograr el punto perfecto y detrás de su propuesta hay una concienzuda cocina. Así, por ejemplo, el delicioso torrezno de Soria lo hace al vapor para luego freírlo: carne suave y tierna, corteza crujiente. Los tacos mexicanos son de chicharro y las patatas bravas van en gajos y con su piel -la salsa en su punto de picante-. Parecen minucias, pero estas pequeñas cosas suelen dar la medida culinaria de la casa.

Otros hits son las finas cocas -como la de calabacín y queso- junto a una especial ensaladilla de gambas, quizás con demasiada mayonesa. Javier Aparicio también muestra una faceta creativa importante, aunque distanciada de delirios: todo lo hace aparentemente sencillo. Así, el salpicón de hinojo, tomate y pollo escabechado con salmorejo es un plato redondo, como el rollito de cordero lechal con raita de yogur. El adobo se sirve con mayonesa de azafrán o los canelones son de espárragos trigueros. Siempre ofrecen un pescado del día. No faltan currys, tabulés... toques étnicos aquilatados que enriquecen su oferta. Muchos platos están pensados para compartir. Los postres, todos hechos en la casa, como la tarta de queso templada. Producto, despensa de temporada, creatividad y... buenos precios. Taberna Cachivache es el hermano mayor de La Raquetista, inaugurada posteriormente con parecida fórmula.

Cachivache 

C/ Serrano, 221. Madrid. Teléfono: 917524176. No cierra. Parking cercano. Terraza en verano. Página Web: www.cachivachetaberna.com

Primero: Arroz meloso de rabo y trompetas.

Segundo: Pluma ibérica con especias 'zataar'.

Postre: Torrija de sobao 'El Macho'

Precio medio: 30- 35 euros.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter