Este puente de diciembre: cómete la Puerta del Sol de Chicote

Por Yago Gantes | 9:36 - 2/12/2016

La Puerta del Sol de Madrid se transforma este puente de diciembre en la plaza de la Navidad. Un árbol de luces gigante, los escaparates de las tiendas decorados, los puestecillos de loteros vendiendo décimos de doña Manolita (y una manada de turistas) dan a esta icónica plaza madrileña un aspecto diferente. Y para conseguir la mejor instantánea de este epicentro navideño está el nuevo restaurante de Alberto Chicote: una azotea en la última planta del Corte Inglés Puerta del Sol número 10.

Chicote, acompañado del chef Pedro Olmedo, dirige desde este verano su nuevo restaurante, la taberna PuertalSol. El chef más famoso de la televisión se ha propuesto desde una lujosa azotea de la capital revalorizar la cocina madrileña más tradicional a partir de una amplia carta de tapas, raciones y guisos.

El presentador de Pesadilla e la Cocina no solo se dedica a salvar a algunos de los peores restaurantes de este país. También se ha propuesto apostar por la comida más tradicional en los ambientes más sofisticados y cosmopolitas de una gran metrópolis: las azoteas, un lugar que se ha convertido en preciado objeto de deseo donde el 'esnobismo' y 'hispterismo' campan a sus anchas. 

Este es el tercer restaurante que el cocinero abre en la ciudad de Madrid y en esta ocasión cumple un sueño de más de una década: revalorizar la cocina tradicional. En un local de más de 500 metros cuadrados, Alberto Chicote y Pedro Olmedo se han preparado para dar de comer a más de 150 personas un menú con platos como pollos asados al carbón, el arroz de verduritas, ensaladilla rusa con atún, tacos de bacalao ahumados o el costillar de ternera. Evidentemente, tampoco podría faltar el conejo con tomate, los torreznos fritos y los callos a la madrileña.

Este recetario se completa con una amplia carta de vinos y una interesante selección de quesos, ibéricos y latas de conservas de alta gama. Y todo ello ambientado por un entorno que destaca por su decoración inspirada en el interiorismo hostelero de comienzos del siglo pasado y de una terraza con unas envidiables vistas al corazón de Madrid. 

La taberna PuertalSol tiene un horario prácticamente non stop y abrirá los 361 días del año desde las once de la mañana a la una y media de la madrugada los viernes, sábados y vísperas de festivos, y hasta las doce entre semana, domingos y festivos. Por su exclusiva localización, Nochevieja es uno de días en que este local abrirá sus puertas para ofrecer un menú navideño especial al ritmo del sonido más especial: las campanadas del reloj de la Puerta del Sol.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0



Evasión en Twitter