¿Usuario de elEconomista?

Eugenia Martínez de Irujo sigue dificultando la nulidad matrimonial

Por Europa Press | 11/09/2012 - 18:36
eugenia-fran-boda.jpg
Eugenia Martínez de Irujo y Fran Rivera el día de su boda// Fuente: Reuters

La Duquesa de Montoro lo ha vuelto a hacer. Aunque la aristócrata mantiene con fuerza que no tiene ninguna intención de retrasar el proceso de nulidad eclesiástica iniciado por su ex marido Francisco Rivera en el año 2009, sigue poniendo trabas al torero.

La cita era el martes 11 de septiembre a las 9.15 de la mañana en el Tribunal Eclesiástico de Madrid. Allí era donde Eugenia debía presentarse para prestar declaración y según datos obtenidos en exclusiva por Chance, la duquesa no ha acudido a la cita. Al igual que hizo el pasado 17 de julio, la hija de la Duquesa de Alba ha dejado 'plantadas' a las autoridades católicas que llevan el proceso de nulidad de su matrimonio.

Esta es una de las últimas etapas del largo proceso iniciado en el año 2002 por petición del diestro ante el Tribual de la Rota. En esta ocasión ni Eugenia Martínez de Irujo ni su abogado se han puesto en contacto con el juzgado para excusar su presencia, tal y como hicieron el pasado mes de julio, cuando alegaron motivos laborales de la Duquesa con la firma Tous en Barcelona.

Parece que Eugenia está decidida a continuar con la guerra abierta contra Francisco Rivera, iniciada cuando el torero decidió presentar una demanda ante el Tribunal de Familia de Madrid solicitando la custodia de su hija Cayetana y el deseo de llevarse a la niña a vivir a Sevilla.

A la espera de comparecer ante el Juzgado de Familia el 18 de septiembre, la pequeña ha comenzado el colegio en el centro de la capital española donde vive su madre. El lunes diez fue la propia Eugenia la que llevo a su hija al prestigioso centro British Council, donde la niña estaba matriculada desde hace meses.

Eugenia mantiene la custodia de la niña desde que la pareja se separó en el año 2002 aunque el torero siempre ha disfrutado de un amplio régimen de visitas a su padre. Sin embargo Francisco Rivera decidió hace unos meses trasladarse a vivir a Sevilla junto a su actual novia, Lourdes Montes, y comunicó a su ex su deseo de llevarse a Cayetana con él.

En plena guerra abierta por la custodia, Eugenia parece continuar con su estrategia poniendo trabas al deseo de su ex marido, la nulidad eclesiástica.

Comentarios 0

Evasión en Twitter