Alma Obregón continúa buscando el 'cupcake' perfecto

Por | 9/12/2012 - 13:32
ImprimirEnviar por email
/imag/efe/2012/12/09/20121209-4995006w.jpg

Jose Oliva

Barcelona, 9 dic (EFE).- Comenzó como una afición y se ha acabado convirtiendo en su profesión, es una gurú en Internet de los cupcakes, la versión anglosajona de nuestras magdalenas, y ahora ha recogido sus recetas en un libro. Alma Obregón continúa buscando el "cupcake perfecto".

Bajo ese título, "Objetivo: Cupcake perfecto", Alma Obregón ha reunido en un libro, editado por El País-Aguilar, sus cincuenta mejores recetas, con una lista desplegable de los ingredientes, y un exhaustivo manual 'paso a paso', desde la elaboración del bizcocho hasta los trucos de decoración, que son los que dan color a estos pastelillos.

Obregón había visto por primera vez los cupcakes en Londres, pero como vivía con sus padres no le había entrado el gusanillo de meterse en la cocina, sin embargo cuando fue a Alemania a hacer un doctorado todo cambió: "allí tenía las tardes libres y como llovía y hacía frío me aficioné a hornear en mi cocina y a hacer repostería".

De ese modo nació una "obsesión", conseguir unos cupcakes como las que había visto en las tiendas de Londres o los de los escaparates de las pastelerías de Estados Unidos que veía en fotografías.

Fue así como nació el blog "Objetivo: cupcake perfecto" (http://www.objetivocupcake.com), "para poder compartir con el mundo todos mis progresos, mis recetas, mis decepciones, y lo que comenzó como una afición para llenar las tardes lluviosas y oscuras de Alemania, se ha acabado convirtiendo en mi vida".

El libro nació con el blog, una plataforma en la que desde hace más de dos años lleva acumulando recetas en "esa búsqueda del cupcake perfecto".

Su carácter emprendedor hizo que a la vuelta de Alemania, comenzara a organizar unos cursos y talleres de repostería, de decoración de cupcakes, de galletas, y como ya tenía muchos seguidores en el blog, "los cursos tuvieron mucho éxito y ahora he tenido que alquilar un local más grande para poder atender la demanda".

Aunque en el libro hay muchas recetas de cupcakes perfectos, Alma Obregón no acaba de decidirse por cuál es su preferido, aunque finalmente se decide por el de tarta de zanahoria y por el de vino y canela, al estilo de los vinos navideños de Centroeuropa, que quizá le recuerda los mercados alemanes.

Aclara la joven pastelera que en sus recetas, al contrario de lo que sucede en otros libros de este tipo, siempre cambian la base del cupcake y la cobertura.

"Cada sabor tiene una base y la crema va a juego con ese sabor. Las bases pueden ser de mantequilla de cacahuete, de ron con chocolate... y el resultado es que obtenemos un pastelillo diferente en cada ocasión", comenta Obregón.

El libro dispone de la tecnología CLIC2C, con la que el lector podrá descubrir con su teléfono móvil contenido adicional multimedia especialmente preparado para la ocasión, informa la autora.

La práctica ha convertido a Alma Obregón es una especialista e incluso se atreve a tratar de establecer las diferencias entre dos pasteles parecidos, ambos anglosajones, el muffin y el cupcake.

"Para mí, el muffin es mucho más contundente, con una textura más densa y suele ser más grande; sería más propio del desayuno, acompañado de una fruta; y el cupcake es como un trozo de tarta con forma de magdalena".

Aunque Alma es más partidaria de lo dulce, reconoce que también se pueden hacer cupcakes salados: "alguna vez he hecho con sabor a queso, pero es algo raro, porque la gente al verlos espera algo dulce".

En respuesta a aquellos que señalan con el dedo que los cupcakes son hipercalóricos y muy dulces, Obregón indica que "en el libro hay cupcakes de mucho azúcar, de poco o incluso sin nada de azúcar, y pone como ejemplo sus "cupcakes veganos, que son más suaves".

Como sucede con cualquier otro plato, Obregón aconseja que cada uno adapte las recetas a su gusto particular, y advierte que aquellos cupcakes que llevan alcohol no son tan dulces: "Hay una de chocolate con crema irlandesa, que no es tan dulce y te viene al paladar el sabor al Bayleys".

Entre las recetas se incluye clásicos cupcakes como los de vainilla, chocolate, terciopelo rojo, galletas Oreo, o originales como con sabor a chocolate con churros, a ron de coco con piña, cupcakes de sangría, o de Coca-cola.

Su actividad como bloguera le valió el primer premio en 2011 del concurso Blogueros Cocineros del Canal Cocina, donde enero se emitirán microespacios de cupcakes grabados con Alma Obregón.

Evasión en Twitter