Casas

500 millones de dólares, el precio por enderezar la torre inclinada de los millonarios

Imagen: Reuters

El rascacielos Millennium Tower de San Francisco ya ha sido bautizado como la torre inclinada de la ciudad. Este edificio residencial de 58 pisos -197 metros de altura- de viviendas de lujo de San Francisco se ha hundido desde su construcción en 2009 unos 40 centímetros y se ha inclinado unos cinco. Un problema arquitectónico cuya solución podría costar 500 millones de dólares, informan los columnistas Mattier y Ross del San Francisco Chronicle. Un precio muy superior a los 350 millones de dólares que costó el rascacielos.

La inclinación y el hundimiento de este edificio, que fue incluso demostrada por la Agencia Espacial Europea (ESA), está siendo uno de los conflictos inmobiliarios más sonados de la ciudad de San Francisco y que incluso ha abierto un proceso legal: la asociación de vecinos de la torre ha interpuesto una demanda a la compañía promotora del edificio, Millennium Partners, a la constructora, Webcorbuilders, al estudio de arquitectura, Handel Architects, las firmas de ingeniería Treadwell & Rollo, Langan, DeSimone Consulting Engineers y Arup. Y a la Transbay Joint Powers Authority (TJPA), los responsables de las obras de una estación intermodal en las cercanías del rascacielos que podría haber afectado a la estructura del edificio.

La constructora Millennium Partners siempre ha querido mantener la calma de sus clientes y ha asegurado que en 2014 encargó un estudio independiente sobre la seguridad del edificio que determinó que no hay riesgos. Sin embargo, la asociación de vecinos de la torre más que seguridad están aludiendo a un problema de agravio económico: un edificio inclinado no es la inversión más atractiva en una ciudad tan sísmica como San Francisco. Por ello, en la demanda ante el Tribunal Superior de San Francisco se reclama una inversión de 200 millones de dólares para reparar los imperfectos generados. Una cifra notable pero que queda lejos de la última propuesta de ingeniería para solucionar el hundimiento y la inclinación.

Imagen de la ESA

La estrategia a realizar, cuenta el diario San Francisco Chronicle, es trazar cerca de 150 pilares de acero en la parte oeste del edificio hasta llegar a la roca madre para estabilizar primero esta parte del edificio. Una vez hecho, los trabajadores permitirán que el lado este se hunda lo suficiente hasta que el edificio se enderece. En ese momento se colocarán otros 150 pilares de este lado hasta la roca madre y así evitar que el edificio se hunda más. Todo el proceso se puede prolongar cinco años. Y Vision Winter, socio de O'Melveny & Myers, la firma de abogados contratada por la asociación de propietarios para obtener fondos para la reparación del edificio, ha asegurado que las pruebas de suelo para valorar esta propuesta ya están en marcha.

Respecto a esta solución, la posición de los vecinos está dividida. Mientras unos piensan que puede ser idónea, otros entienden que lo mejor sería derribar el edificio y volverlo a construir. Una solución que costaría unos 2000 millones, cuenta el mismo diario local.

Las causas del hundimiento

Las causas del hundimiento de este edificio no están claras. Sin embargo, la explicación más aceptada siempre ha sido la que hace referencia a que los pilares de apoyo no descansan sobre roca madre, defecto que quiere solucionar esta última propuesta.

No obstante, la promotora del edificio, Millennium Partners, ha culpado a las obras del Centro de Tránsito Transbay, una gran central de autobuses y ferrocarril que comenzó en 2010. Las autoridades responsables de esta obra, por su parte, han demostrado -mediante un informe encargado a la consultora Arup- que antes de comenzar las obras de la estación el edificio ya se estaba hundiendo

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado