El Castillo Knockdrin, en venta por 13,5 millones de euros

Por Evasión | 8/11/2017 - 9:12

El castillo de Knockdrin, una de las mejores casas de campo construidas en Irlanda durante la primera mitad del siglo XIX, está a la venta a través del portal inmobiliario Sotheby's International Realty por 13,5 millones de euros

El castillo fue construido por Sir Richard Levinge (1785-1848), quien primero encargó a Sir Richard Morrison que diseñara una nueva residencia de estilo neogótico al estilo de 1810. Sin embargo, ninguno de los dos diseños de Morrison llegó a término y el diseño construido se atribuye a James Shiel, asistente de Francis Johnston, uno de los arquitectos más conocidos de Irlanda.

Knockdrin es un castillo renacentista gótico del siglo XVIII ubicado dentro de una finca de más de 400 hectáreas. Su arquitectura es uno de los principales ejemplos de la transición del clasicismo al gótico. En concreto se define como una casa de campo clásica georgiana con un atuendo gótico

A pesar de la espectacular edificación, Sotheby's International Realty explica que este castillo no posee nada de la pesadez asociada habitual del Movimiento de Renacimiento Gótico y destaca por sus grandes ventanales, por la buena orientación de sus estancias principales y por ser un alojamiento elegante y luminoso. En este sentido destaca una luz natural proporcionada por una cúpula central acristalada y una galería en el primer piso.

El alojamiento dentro del castillo se distribuye por 1.800 metros cuadrados y ofrece 7 habitaciones, incluyendo el dormitorio de la corona donde el primer ministro británico Sir Winston Churchill se alojó durante la Guerra de la Independencia. Otras estancias son una sala de recepción, un salón, un comedor, un salón de baile y una biblioteca. También cuenta con cuatro propiedades anexas.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter