La casa de subastas de las celebrities saca a la venta una mansión exclusiva de Marbella

Por Evasión | 7/11/2017 - 9:30

La casa de subastas favorita de las celebrities estadounidenses, Concierge Auctions, saca a la venta una de las mansiones más exclusivas de Marbella, Finca Sagitario, que se encuentra en un terreno de 57.200 metros cuadrados en la cima de una colina y está a tan solo 15 minutos del centro de Marbella.

La propiedad se encuentra en un paraje recóndito en la ladera de las montañas del sur de este país y cerca del parque natural de la Sierra de las Nieves. Finca Sagitario está muy cerca del prestigioso hotel Marbella Club, de la Costa del Sol y a dos horas de la estación de esquí de Sierra Nevada.

Construida entre 2002 y 2005, Finca Sagitario cuenta con varias terrazas y tiene una superficie construida de casi 600 metros cuadrados. La edificación principal tiene un comedor para 22 comensales, una sala de cine y un bar, gimnasio y una cocina abierta de diseño francés con dos grandes espacios para comer.

El diseño de de la vivienda incluye detalles tradicionales de estilo andaluz y el terreno cuenta con una piscina infinita, jacuzzi, caseta de piscina, estanques, garaje para ocho coches y vistas circulares de la montaña, el lago y el mar hacia Gibraltar y África. Además, hay dos casas de invitados, ambas con cuatro dormitorios y sus propios recibidores y terrazas.

La propiedad se venderá sin reserva el 28 de noviembre de 2017. "Se trata de una oportunidad única. Finca Sagitario es una propiedad rural verdaderamente especial y maravillosa por la que los compradores pueden ofrecer un precio en un proceso de puja abierto y transparente", afirma Paulina Kimbel, directora de Desarrollo de Negocio de Concierge Auctions.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter