El único ático que queda por vender de la 'torre Jenga': 17,5 millones de dólares

Por Evasión | 14/09/2017 - 9:11

El neoyorquino ático 52B de rascacielos 56 Leonard Street, conocido como la 'torre Jenga' por su parecido con el juego de habilidad física y mental, es el único que queda por vender por parte de los promotores originales del edificio. Su precio alcanza los 17,5 millones de dólares.

Este apartamento de 350 metros cuadrados con vistas norte, sur y oeste, tiene cuatro dormitorios, cuatro baños, un aseo y una gran estancia que combina la sala de estar, comedor, cocina y un balcón que añade 15 metros cuadrados. Además, presenta techos de cuatro metros y ventanas de piso a techo en cada dormitorio.

Junto con el apartamento en sí, los compradores tienen acceso a los servicios que ofrece este rascacielos como son un teatro, una sala de juegos, un comedor privado y un área de deporte y bienestar entre las platas nueve y diez que está dotado de piscina comunitaria, sauna, gimnasio y solarium.

Además de este ático, están en venta otros apartamentos que comprados por inversores. Así, se vende una vivienda de 600 metros cuadrados en el piso 53 por 35 millones, otra de 500 metros cuadrados en el piso 54 por 30 millones de dólares, y una última de 480 metros cuadrados en el piso 57 por 29,5 millones. Además, un comprador de los áticos de los pisos 53 y 54 los ha unido y está tratando de vender el nuevo apartamento de 1000 metros cuadrados por 65 millones de dólares. Por el momento, el ático vendido más caro ha sumado 48 millones.

La 'torre Jenga'

Este rascacielos de 250 metros de altura y 57 plantas diseñado por el estudio de arquitectura suizo Herzog & de Meuron se ubica en la calle Leonard Street, en el barrio de Tribeca de Nueva york. Se trata de un antiguo barrio de fábricas que ha resurgido en la última década como un espacio moderno y cosmopolita.

Herzog & de Meuron, ganador del premio Pritzker, concibió este proyecto como una pila de casas individuales, donde cada una es única e identificable. El resultado final es un edificio que se diferencia de las "típicas torres residenciales", dice el estudio, y que guarda un gran parecido con el juego de bloques de madera. El estudio de arquitectura cuenta que el trabajo comenzó por el diseño de las habitaciones individuales que posteriormente son tratadas como "píxeles" e insertadas en una base de piso a piso. La agrupación de estos píxeles forma directamente el volumen y el aspecto posterior de la torre dando forma al exterior de la torre.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0



Evasión en Twitter