Skinny Sweets: ¿perder peso comiendo gominolas?

Por María Sempere | 17/05/2018 - 11:16
elEconomista

Thin Kit y Drink6 son las firmas nutricionales que hay detrás de Skinny Sweets. Las gominolas pensadas y formuladas para colaborar en la pérdida de peso. ¡Sí! Unos caramelos que ayudan a eliminar esos kilos de más tan molestos.

Las Skinny Sweets son completamente naturales, aptas para diabéticos y celíacos, debido a que no incluyen ni gluten ni azúcar en su formulación. Estos caramelos prometen ayudar en la fase de adelgazamiento, gracias a sus diferentes beneficios. En total son tres los tipos de gominolas los que han lazado. Cada uno de ellos cumple una función específica, por lo que recomiendan combinar los tres para notar todos los beneficios de su ingesta.

Así son las gominolas para adelgazar:

1. Skinny Sweets By Fat

Son las gominolas de color verde, que tienen sabor a manzana. Su fórmula está enriquecida a base de Garcinia Cambogia, una fruta procedente de Asia, que minimiza los acúmulos de grasa. La marca asegura que estos caramelos son ideales para acelerar el metabolismo y potencian la pérdida de peso.

2. Skinny Sweets Hi Wellness

Las gominolas de color naranja tienen un estupendo sabor a naranja natural. Incluyen una buena selección de probióticos y prebióticos, perfectos para optimizar el tracto intestinal.

3. Skinny Sweets By Hunger

Las últimas gominolas adelgazantes saben a yogur y sus principales beneficios se deben a una cuidadosa combinación entre minerales, como el magnesio, y vitaminas B6. La fórmula incluye L Triptófano, que actúa directamente sobre la serotonina, controlando así los niveles de apetito y evitando la ansiedad por la comida.

Cómo tomar Skinny Sweets.

Debido a que están formuladas a partir de ingredientes 100 % naturales, la ingesta de estas gominolas puede realizarse en cualquier momento y sin descansos. Drink6 recomienda combinar los tres tipos de caramelos, tomando dos gominolas al día de cada fórmula. Dicen que lo más aconsejable es tomarlas antes del desayuno y la comida, masticándolas muy lentamente antes de tragarlas. De esta forma, los beneficios son notables a corto plazo. 

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.




Evasión en Twitter