Una videoconsola retro solo apta para coleccionistas

Por María Sempere | 15:09 - 13/05/2018

Love Hulten es una marca afincada en Suiza, que tiene amplia experiencia en esto de unir tecnología actual con los mejores recuerdos de ocio del pasado. De esta forma nace Cary42, una videoconsola solo apta para nostálgicos, que ofrece los mejores juegos interactivos del pasado.

Cary42 surge con la clara intención de apostar por la nostalgia más absoluta. La videoconsola es completamente transportable y se esconde en el interior de un sencillo maletín de madera. La principal novedad de este aparato retro es que permite la participación de dos jugadores a la vez. Sin duda, los usuarios de esta pequeña consola se verán transportados a las tardes de juegos en los recreativos, que copaban las calles de cualquier ciudad.

Cary42: 100 videojuegos del pasado

Las principales características de la nueva videoconsola de Love Hulten ya están haciendo las mieles de los más nostálgicos. Cary42 aúna la mejor tecnología actual con los videojuegos clásicos más alabados de la historia. En esta maquinita vintage es posible jugar al Tetrix, Pac-Man o, incluso, a juegos ochenteros como Super Mario Bros.

En total, los flamantes propietarios de una de estas consolas tendrán a su disposición 100 opciones de videojuegos diferentes. Aunque, a través de un cable USB es posible cargar hasta 10.000 juegos.

Como se trata de una máquina exclusiva y de coleccionista, la firma ya ha anunciado que solamente se fabricarán 50 unidades, que saldrán a la venta a finales de año. Obviamente, cada una de las videoconsolas vintage Cary42 incluirá un certificado con el número de la edición limitada que le corresponda, asegurando así que se trata de un producto de colección.

Cary42 se esconde en el interior de un maletín de nogal, que puede ser completamente personalizado y customizado, en función de los requerimientos del comprador. En el interior se ubica la consola, que está formada por una pequeña pantalla LCD de 12 pulgadas, los mandos (para dos jugadores) y los altavoces de 10 vatios de potencia.

La memoria interna se ofrece a partir de una tarjeta nano flash de 16 gigas. Cary42 solo pesa tres kilos y permite a su propietario llevarla allá donde le apetezca para disfrutar de una jornada reviviendo las nostalgias del pasado.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.




Evasión en Twitter