Caprichos

Así prepara Victoria el relanzamiento de su Inglesa

Las clásicas Victoria, esa zapatilla Inglesa de lona, forma parte del imaginario nacional desde los años 50 gracias a sus éxitos. Este fabricante español alcanza con este modelo su primer boom en la década de los 80 y 90, momento en que las ventas se multiplicaron un 400%. En 2004 llega le siguiente pico de ventas y la ya clásica inglesa comienza su proceso de internacionalización. Y ahora en 2017, dos años después del nacimiento de Victoria, la marca trabaja por relanzar su clásico modelo con un nuevo diseño. "Hemos querido aportar un aire más retro, en honor a las primeras Victorias, incluyendo un tirador de piel en la parte trasera y cambiando el color de la suela, los cordones y el forro hacia un blanco crudo", explica la compañía en esta entrevista a eVASIÓN.

¿Cuántos años tiene el clásico modelo Victoria de lona, la inglesa? 

El clásico modelo de Victoria de lona nace en los años 50, momento en el cual se vivió una auténtica revolución, cuando se incorporó la técnica del vulcanizado a la producción. Esto supuso una verdadera novedad, y así nació la inglesa de lona, nuestra zapatilla más icónica, que se concibió como una zapatilla cómoda y resistente pero, con el tiempo, alcanzó una gran notoriedad.

¿Por qué ese nombre?

Inglés o inglesa es el término que define en calzado el tipo de construcción de nuestro icono, básicamente es un zapato con cordones que tuvo su origen en Reino Unido y de ahí viene el término.

¿Cómo fueron los dos hitos de ventas de este modelo?

Creemos que un hito importante fue que en los años 70 y 80 Victoria aportó color a las Inglesas (en esos años solo existían en blanco, negro y marino) y eso provocó que todo el mundo asociara Victoria con el color y con el verano. En esas décadas, Inglesa se convirtió en todo un símbolo, aumentando sus ventas en más de un 400% consiguiendo que hoy en día, casi todos los que nacieron en esa época asocien Victoria a los veranos de su infancia.

El segundo hito surge en 2008 de forma casual de la mano de una serie de artistas que vieron en la Inglesa un lienzo en blanco con mucho potencial para plasmar sus obras y conseguir llevar a su máxima expresión el concepto de 'customización'. Comenzó un movimiento artístico en torno a esta zapatilla que hizo que rápidamente la Inglesa volviera a estar de moda.

¿En qué año comenzó la venta internacional?

Victoria nunca tuvo necesidad de vender fuera, ya que prácticamente toda la producción estaba vendida en el mercado nacional. No obstante, en el año 2006 empezamos nuestro proceso de internacionalización para hacer llegar el legado histórico de una marca a todo el mundo.

Hoy en día se pueden comprar Victorias en más de 50 países de los cinco continentes. La Inglesa de Victoria ha viajado por Europa, ha llegado a Japón, Corea, China y está en plena expansión en EE.UU, sin olvidar América del Sur.

¿Esta Inglesa se sigue fabricando en España?

Victoria rinde culto a su tradición manufacturera y por ello apuesta por la fabricación Made in Spain. Seguimos utilizando materiales naturales reciclables para elaborar nuestro calzado y así mantener la calidad de toda la vida. Nuestro compromiso con las cosas bien hechas hace que sigamos troquelando, confeccionando manualmente los materiales, calzando en la horma caliente, y recortando los sobrantes de goma de forma tradicional.

¿Cómo es la inglesa de hoy?

Actualmente disponemos de la clásica Inglesa en más de 40 colores y de la nueva inglesa en 6. Cada año reinventamos nuestra paleta de colores para adaptarnos a las tendencias y poder ofrecer a los más acérrimos de Victoria un clásico que nunca pasa de moda.

Aunque en los últimos años Victoria ha diversificado su cartera de productos llegando a diseñar más de 364 modelos diferentes en una sola temporada, la Inglesa es un básico que siempre está presente en los pedidos de nuestros clientes y sigue siendo un top de ventas.

¿Por qué han decidido relanzar este modelo?

En Victoria siempre hemos creído que para que el amor dure hay que cuidarlo. Por eso en el interior de la caja de las nuevas inglesas nuestros clientes no solo encuentran un par de zapatillas, sino el amor por el trabajo bien hecho, el esfuerzo de todo nuestro equipo por mejorar un clásico que nació en los años 50 y calzó a toda una generación.

¿Cómo es la nueva Inglesa?

Hemos querido aportar un aire más retro, en honor a las primeras Victorias, incluyendo un tirador de piel en la parte trasera y cambiando el color de la suela, los cordones y el forro hacia un blanco crudo. Además, después de más de 60 años empleando la misma horma, Victoria renueva sus moldes para mejorar el calce de la zapatilla permitiendo incorporar una plantilla en su interior que aporta máximo confort y que mejora la ergonomía y comodidad en la pisada.

Todos estos cambios se han realizado sin perder la esencia Victoria. Las nuevas Inglesas mantienen el olor a fresa de nuestras suelas de caucho natural y, el algodón 100% orgánico de la lona.

¿Qué estrategias tienen pensadas para que este modelo vuelva a estar de moda?

Las modas son libres, nosotros trabajamos para hacer las mejores colecciones y comunicarlas de la mejor manera posible para que nuestros consumidores se enamoren de ellas. Recientemente hemos comenzado nuestra campaña de comunicación en torno al claim Classics will be classics, donde pretendemos demostrar que los clásicos no pasan de moda. Igual que siempre hay un vaquero en tu armario, debería haber una Inglesa para complementar tus estilismos. Revindicamos los básicos, las formas simples y los materiales clásicos en un sector donde tarde o temprano volverán a ser tendencia los tejidos de lona.

¿Cuál diría que son sus competidores en el sector de lamoda: las Vans, las Match de El Ganso, las Superga..?

Nuestra competencia es muy amplia, desde el consumidor que decide ir descalzo, hasta el que lleva un zapato de tacón, pero no vemos a las otras marcas como competidores, ya que es muy positivo que el consumidor pueda elegir y que cada marca aporte cosas diferentes. En nuestro caso, aportamos el saber hacer de más de 100 años y la creatividad de un equipo de diseño excelente que hace que la marca siga creciendo año a año.

¿Cómo es el comprador del la Inglesa: edad, sexo, nivel social?

El comprador de la Inglesa no es un comprador homogéneo. Fabricamos en España este modelo desde la talla 18 hasta la 46 en más de 40 colores. Si juntamos esta característica con su precio de venta -entorno a 23 euros la Inglesa clásica y 29 euros la nueva- nos encontramos que estamos ante una zapatilla que no discrimina ni por edad, ni por sexo ni por nivel social ya que es una zapatilla asequible que se adapta a cualquier estilo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado