Gimnasios solo hombres (o mujeres): "La separación por sexos es lógica y racional"

Por Yago Gantes | 16/04/2018 - 10:42

Con el verano a la vuelta de la esquina, son muchos los que se acercan a los centros deportivos para preguntar tarifas, servicios deportivos o entrenadores personales para lucir el mejor cuerpo estas vacaciones. La apuesta del grupo Arsenal desde hace 40 son gimnasios segregados por sexos. Una propuesta no exenta de críticas: "Sabemos que los hombres y las mujeres somos distintos físicamente y tenemos diferentes inquietudes. Por tanto, la separación por sexos es una separación lógica y racional", explica Jordi Isanta, director Grupo Arsenal, en esta entrevista a Evasión.

¿En qué año se lanzó el primero de vuestros gimnasios femeninos?

El grupo Arsenal hace más de 40 años que gestiona centros deportivos femeninos. En el año 1977, el propietario de los centros deportivos Arsenal creó la Escuela de Educación Física Elisenda que era un gimnasio solo para mujeres, pionero en la ciudad de Barcelona.

En este momento, ¿había gimnasios similares?

En los inicios fue una iniciativa pionera puesto que no existía ningún centro deportivo exclusivamente femenino. Con posterioridad nacieron otras iniciativas, pero actualmente en España no existe nada que pueda parecerse a los clubes Arsenal Femenino. 

¿Recibísteis o recibís críticas por la decisión de hacer gimnasios segregados por sexos?

Hoy en día es muy difícil escaparse de las críticas, pero sabemos que los hombres y las mujeres somos distintos físicamente y tenemos diferentes inquietudes. Por tanto, la separación por sexos es una separación lógica y racional. En nuestro caso, lo que podemos aportar a nuestras socias es la especialización.

Con esta separación, en los centros deportivos Arsenal Femenino podemos ofrecer servicios específicos y personalizados para las mujeres, donde les ayudamos a conseguir sus objetivos. El trabajo específico diseñado para las mujeres consigue que el entrenamiento sea mucho más eficaz.

¿Cómo es vuestra socia tipo?

Nuestras socias son de lo más variado, no hay una socia tipo. En nuestros centros deportivos, ofrecemos soluciones a todas las personas, por tanto lo que varía no es el tipo de socia, sino el objetivo personal de cada una de ellas. Tenemos socias con edades muy variadas a quienes ofrecemos actividades y servicios disponibles para las necesidades de cada persona.

¿Qué aporta a la mujer ir a un gimnasio solo para mujeres?

A las personas que asisten a un centro deportivo solo para mujeres se les aportan grandes beneficios. Cada socia que visita un centro tiene un objetivo particular que no tiene por qué coincidir con el resto de socias del club. Nuestro reto es ayudar a conseguir los deseos de cada persona.

Al ser un centro solo para mujeres, estamos mucho más preparados para poder ayudar a conseguir los objetivos fijados de cada persona. Todas las actividades y las instalaciones están pensadas para las mujeres. Los equipos y máquinas son las adecuadas para la anatomía femenina y los programas de entrenamiento van dirigidos especialmente al público femenino.

Todo ello, se complementan con el resto de servicios que se ofrece en nuestro centro deportivo: cafetería, restaurante, centro de estética, peluquería, etc. Lo más importante es poder personalizar cada uno de los servicios para que cada persona consiga alcanzar sus objetivos.

¿El profesorado está formado solo por mujeres?

En nuestros centros deportivos colaboran tanto técnicos hombres como mujeres. Los centros deportivos Arsenal buscan la excelencia de sus profesionales, por tanto tenemos personal de ambos sexos, que son muy conscientes de las características y necesidades de la mujer.

¿Cuándo abrieron el gimnasio masculino?

En 1.973, cuatro años antes de inaugurar el primer centro deportivo femenino, el actual propietario del grupo Arsenal con la compañía de dos socios inauguró el Cambridge, que fue el primer centro deportivo masculino en la ciudad de Barcelona.

Unos años después, el local de unos 600 metros cuadrados se quedó pequeño y apostó por comprar la actual finca situada en la parte alta de Barcelona. Actualmente cuenta con una superficie de 18.000 metros cuadrados habilitado para la práctica de múltiples disciplinas deportivas.

¿Qué aporta a un hombre ir a un gimnasio solo para hombres?

De igual modo que sucede con las mujeres, las condiciones y necesidades físicas de los hombres son distintas que las que necesitan las mujeres, tanto las instalaciones como las actividades están diseñadas para un público masculino que pueda aprovechar al máximo la capacidad de recursos que el centro deportivo les ofrece.

¿Cómo es vuestro socio tipo?

Tenemos una amplia variedad de socios y cada uno de ellos puede encontrar actividades que se ajustan a sus capacidades y les permite conseguir sus objetivos.

¿Qué diferencias se pueden encontrar entre un gimnasio masculino y otro femenino?

La principal diferencia reside en que las mujeres son amantes de las actividades dirigidas. Las clases colectivas son muy apreciadas para ellas, mientras que los hombres son más individualistas.

Los hombre son muy competitivos y actividades como el pádel o el golf les permite desarrollar esta competitividad. No hay ninguno mejor o peor, son simplemente ofertas diferenciadas, para atender a cada persona.

¿Qué tarifas tienen?

Las tarifas se sitúan entre los 160 euros y 170 euros mensuales, en función de la ciudad y de los servicios contratados.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 3

1
16-04-2018 / 12:13
Annah
Puntuación 2

Esto es legal?

2
16-04-2018 / 16:00
Financiero
Puntuación 0

Claro, cuando el gym es solo para mujeres, no hay problema. Pero cuando se aplica el principio de igualdad y se crea algo solo para hombres, viene comentarios tipo #1 y la polémica.

3
16-04-2018 / 16:06
Gintonic
Puntuación 0

Pues a mi me parece bien; Ni me molestan los gyms "solo para ellos" ni los "solo para ellas".

Joder, que ganas de liarlo todo ... y de montar pollo donde no lo hay

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter