Los hombres negros de Grace Wales: mestizos, sociales y universales

Por Yago Gantes | 17:16 - 13/08/2017

Si no la conoce debe empaparse de sus diseños cuanto antes. La diseñadora británico-jamaicana Grace Wales, última ganadora del Premio LVMH al joven talento de la moda, ha revolucionado la moda masculina gracias un trabajo de raza, de ambivalencia sexual, con raíz histórica y vivencial pero sobre todo con un mensaje claro: la defensa del mestizaje cultural sin perjuicio de lo diferente. Y todo con solo 25 años.

Recién licenciada en Diseño de Moda por la prestigiosa Central St Martnis, esta joven menuda de apariencia frágil pero serena utiliza su creatividad para reivindicar sus orígenes africanos en la volátil cultura Occidental a la que también pertenece. Este potente suelo artístico le sirvió para que Delphine Arnault, hija de Bernard Arnault -dueño del grupo LVMH-, e impulsora del Premio LVMH se quedase impresionada por el conmovedor trabajo de Grace "creando formas híbridas entre los estilos europeo y africano". Lo cierto, la artista también fue reconocida con el premio a la mejor diseñadora masculina emergente en los British Fashion Awards de 2015 y formó parte de la lista Forbes como una de las jóvenes europeas más influyentes menores de 30 años.

Motivos no le faltan para esta larga retahíla de galardones. El trabajo de Wales parte de la cultura negra ancestral -por el uso de las joyas y túnicas ceremoniosas- y llega hasta lo contemporáneo -por su influencia en el imaginario de películas de blaxploitation de los años 70-. Además, sus modelos puño en alto durante la presentación de Wales en el Victoria and Albert Museum revelan el carácter reivindicativo de una propuesta que se dispone a combatir los muros (reales o figurados) que comienzan a trazarse en las sociedades occidental de hoy.

En su último trabajo, SPIRITUALS II otoño-invierno 2017, Grace abandona la profusa joyería africana y aunque mantiene su espíritu vintage se acerca a siglos casi contemporáneos, el XX. Lo que no pierde es el alma de protesta. Las boinas, los estampados geométricos , el cuero y los pañuelos en la cabeza entran de lleno en movimientos políticos tan influyentes para la cultura afroamericana como fue Panteras Negras, que reivindicó la sociedad negra y desafió la brutalidad policial contra los negros. Es decir, luchas del pasado pero que se ven repetidas en la actualidad.

Este fuerte mensaje inserta la apuesta de esta artista en algo que podríamos llamar moda de reivindicación social, una vertiente de la industria que no siempre está presente en las sociedades edulcoradas de hoy pero que cultivaron grandes de la moda como Coco Chanel. La actitud reivindicativa de la diseñadora francesa por la comodidad de la mujer, por la ausencia de corsés, el uso del pantalón o la preponderancia del punto son comparables a la postura integrativa de Wales en un mundo actual que se repliega sobre unas fronteras que se habían desdibujado.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0



Evasión en Twitter